Juárez
Especial

Crisis sanitaria acelera jubilaciones municipales

Temor a contagiarse dispara trámites en un 135 por ciento en el último año, revelan cifras oficiales

Omar Morales / El Diario / Óscar Retana, director de Recursos Humanos del Gobierno municipal, habla de cómo se ha comportado el fenómeno en los últimos meses
Omar Morales / El Diario de Juárez / Una celebración tras 30 años de trabajo en la administración municipal
Omar Morales / El Diario de Juárez
Omar Morales / El Diario de Juárez / Gerardo Ronquillo Chávez Tesorero municipal

Araly Castañón
El Diario de Juárez

lunes, 22 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— A sus 49 años, con un esposo y una hija de 22 años, Mónica Martínez Reyes se jubiló del Municipio tras cumplir 30 años de servicio. La mayoría de ese tiempo se desempeñó como secretaria principal en la Dirección de Ingresos, y aunque sus planes no eran retirarse en edad productiva, lo hizo a mediados del año pasado por temor a contagiarse de Covid-19.

“Se vinieron tiempos difíciles, se vino lo de la pandemia, nos descansaron, nos dijeron ‘van a estar viniendo en pausas’. A mí me dejaron dos meses en mi casa, experimenté estar en mi hogar y me gustó, entonces dije: ‘yo ya cumplí mis 30 años’, y tomé la decisión de irme”, explicó.

La pandemia aceleró las jubilaciones en la administración municipal un 135 por ciento en el último año, lo que engrosó el número de extrabajadores que reciben su pensión del erario público, ya que actualmente el fondo de pensionados no es suficiente para pagarles. 

En el 2019 se jubilaron 87 empleados, mientras que en el 2020 fueron 205, lo cual se atribuye a la pandemia de Covid-19, dio a conocer el director de Recursos Humanos, Óscar Retana Morales.

“Lo vimos de manera inmediata ahí como por junio, julio. Fue cuando tuvimos mayor número de solicitudes. Son derechos adquiridos que ya los empleados ya lo tienen ganado y no lo podemos suspender”, explicó.

El Municipio tiene unos 3 mil 300 jubilados y pensionados; en este número se cuenta a los dependientes de los beneficiaros que fallecieron y que ahora cobran la pensión, pero la mayoría son exempleados, aseguró Retana.

A pesar de que se han hecho modificaciones en el Reglamento de Jubilación del Municipio de Juárez para evitar que los extrabajadores se conviertan en una carga pesada para el erario público, las medidas no han sido suficientes y el Gobierno local destina una parte de su presupuesto anual para el pago de su pensión, según se informó.

Las aportaciones de los trabajadores no son suficientes

Los cambios a la normatividad se han aplicado para evitar casos de trabajadores que se pudieran retirar con mínimo 15 años y máximo 30 años laborados sin importar la edad, pero el sistema es complejo, expuso el director de Recursos Humanos.

“Si seguíamos nada más con el Reglamento de los 15 años laborados íbamos a engrosar mucho las filas del personal jubilado y en un momento dado corríamos el riesgo de tener muchos más jubilados que activos, o que sean los mismos, pero sí es complicado el sistema de pensiones, no nada más el municipal: también el estatal y el federal están en una crisis, están colapsando”, manifestó.

La regidora Rosario Valadez Aranda, que hasta la semana pasada fue la coordinadora de la Comisión de Trabajo y Previsión Social, afirmó que la nómina de jubilados sí es una carga para el Municipio, porque aunque ellos aportan una parte de su salario para el fondo, no es suficiente. 

“Realmente con lo que ellos aportan no se cubren los salarios de los jubilados, entonces se tiene que hacer un presupuesto adicional, dentro del Presupuesto de Egresos se hace una partida para este fondo de jubilación”, aseguró.

El tesorero, Gerardo Ronquillo Chávez, indicó que para este año el Municipio destinó el 10 por ciento de su presupuesto para el pago de jubilados.

Dijo que se presupuestaron 556 millones 624 mil 080 pesos para la pensión de los exempleados, pero aparte cada mes se destinan 8.5 millones de pesos para el fondo de jubilados del Municipio que existe como reserva.

Ese fondo a la fecha cuenta con 209 millones 232 mil 86 pesos.

“Se utiliza como reserva para en caso de que no alcanzara con el presupuesto, de ahí se puede destinar, y ese fondo exclusivamente está etiquetado para utilizarse en el pago de las pensiones y los jubilados”, afirmó Ronquillo.

Los empleados en activo aportan a ese capital un 4 por ciento mensual de su salario, y el Municipio otro 4 por ciento.  

Sin embargo, a la fecha ese fondo no cuenta con el capital suficiente para pagar las pensiones de los jubilados.

“Desde administraciones anteriores se supone que deberían de haber tenido este fondo en términos más o menos de lo que estamos aportando, 8.5 millones de forma mensual, y debieron haber formado un fondo que a la postre hoy debería tener muchísimo dinero; como no se ha querido hacer, se ha estado tomando del presupuesto de los ingresos de libre disposición o gasto corriente”, explicó el tesorero.

Tres reglamentos para jubilarse

El Municipio tiene tres reglamentos para jubilación que se aplican a los trabajadores según su fecha de ingreso, y cada uno tiene diferentes requisitos. También depende si es personal operativo o administrativo, aseguró el titular de Recursos Humanos.

El primero, que entró en vigor en diciembre de 1988, permite retirarse mínimo con 15 años de servicio y máximo con 30 años sin importar la edad, después el del 2005, que fue cuando se agregó como requisito tener 60 años cumplidos y un mínimo de 15 años de servicio, y el del 2016 que contempla mínimo 25 años de trabajo y tener 60 años en el caso de las mujeres y 65 en los hombres, expuso Retana.

La regidora Valadez explicó que un factor que también influye para que el Municipio tenga constantes empleados jubilados es la existencia de los diferentes reglamentos.

“Entonces si ellos ya cumplen con sus 15 años de servicio anterior al 2005, tengan la edad que tengan, ellos pueden tener derecho a su jubilación, obviamente es un porcentaje reducido del sueldo actualizado, pero ellos tienen ya su derecho adquirido, entonces en cualquier momento lo pueden solicitar”, anotó.

La regidora indicó que debido a esta situación, hay empleados que llegan a retirarse muy jóvenes.

“Yo creo el más joven que se ha jubilado es de unos 39 años, y también hay de 70, 75 años”, manifestó.

La edil dijo que esto ocurre debido a que en administraciones anteriores se hicieron los reglamentos de jubilaciones a modo.

“A manera de que se pudiera pensionar mucha gente y pues no tenían el derecho en su momento, y aun así se hicieron las modificaciones, se aprobaban por el Cabildo, y por ende procedían esas jubilaciones”, explicó.

El director de Recursos Humanos, Óscar Retana, anotó que aunque hay empleados que se jubilan en edad productiva para trabajar, “la normativa les favorece en ese sentido y se les respeta”.

Explicó que según el reglamento, se pueden retirar con el 55 por ciento de su salario si tienen 15 años laborando, y de ahí va en aumento el porcentaje según los años de servicios, hasta llegar a los 30 años, en que se pueden ir con el 100 por ciento.

Expuso que hasta el momento un 28 por ciento de la nómina del Municipio es de jubilados y pensionados y el resto, un 72 por ciento, son trabajadores en activo.

“Esperemos no llegar a que crezca, porque entonces tendríamos que pagar a gente que no está trabajando, y los menos que estén trabajando, no va a ser suficiente para darle a la comunidad todos los servicios que requiere, se tendría que incrementar de manera muy drástica el gasto corriente”, manifestó.

Dijo que en cinco años, el número de retirados aumentó un 10 por ciento, aproximadamente, ya que había tres mil al inicio de la administración actual, y a la fecha suman 3 mil 300, cantidad que se aceleró con la pandemia.

Sin embargo, el número de empleados que se van a retirar cada año no se puede prever, aseguró el tesorero.

“No existe un estimado, no lo podríamos decir, es muy difícil de medir, porque hay gente que ya le corresponde jubilarse pero no se quieren ir porque lo utilizan como una terapia ocupacional, aun cuando ya tengan la edad cumplida o años, entonces es muy difícil decir se van a pensionar este número de personas”, subrayó Ronquillo.

Tres décadas en el Municipio

Mónica Martínez, de 49 años, cuenta que uno de los motivos por los que se retiró fue el temor a contagiarse de Covid, ya que ella estaba en contacto con los ciudadanos, y aunque quería seguir trabajando por su hija Leslie de 22 años, quien está por graduarse de la licenciatura en Derecho, ella misma le pidió retirarse y quedarse en el hogar.

“Entonces eso me dio la tranquilidad de poderme ir, como que ya cumplí, mi propósito era sacar adelante a mi hija, mi hija va a terminar su carrera, ya está trabajando, y eso es lo que me hace a mí ya sentirme satisfecha, ya puedo hacer mis cosas libremente de no tener la preocupación de que va a ser de mi hija”, contó.

Ella se jubiló en junio del año pasado, con 30 años de antigüedad en la administración municipal, y mencionó que sólo extraña a sus compañeros.

“Esto de no salir y estar en tu casa me ha enseñado a que aprendes a hacer otro tipo de vida, sí pienso ver a mis compañeros de nuevo, pero yo pienso que ya fue el momento ideal para retirarme”, mencionó.

Mónica, que laboró de lunes a viernes de 8 de la mañana a 3 de la tarde, ahora se dedica a cuidar a su esposo, quien está enfermo, y al hogar.

“Me sigo levantando temprano porque me levanto a correr muy temprano y le ayudo a mi hija, a que mientras ella se arregla yo le hago su desayuno para que ella pueda hacer sus cosas, las cosas que me hubiera gustado hacer cuando ella era pequeña”, comentó.

Aseguró que hasta el momento no ha sentido tristeza por haber dejado su trabajo, “me siento libre, si yo quiero ir a tal parte no tengo que estar pidiendo permiso, yo me mueve libremente y antes era estar atada a un horario”.

Mónica afirmó que a futuro tiene planes de estudiar inglés, hacer otras actividades y viajar. 

“Que se calme esto de la pandemia para poder realizar mis sueños, porque mi sueño no era jubilarme en una pandemia, era jubilarme para viajar, a conocer nuestro estado de Chihuahua, ‘vamos a poder pasear’, le decía a mi esposo, pero no fueron las cosas como tú las sueñas, porque uno pone y Dios dispone”, refirió. 

En sus 30 años de servicio al Municipio como empleada sindicalizada, Mónica trabajó con administraciones de diferentes partidos, nunca se afilió a ninguno, y para ella una de las mejores fue la de Jesús Macías, quien fue alcalde de 1989-1991.

“Entendía al trabajador, las necesidades que tienen los trabajadores, no nada más el bienestar de los funcionarios, él tenía esa visión de tener bien a los trabajadores para que el Ayuntamiento trabajara bien, normalmente debemos de trabajar bien, pero él daba esa confianza de poder trabajar bien con él”, expuso

En números

556’624,080 mdp destinados este año dentro del Presupuesto de Egresos para pensiones

10% representa del presupuesto total de las arcas municipales

En cifras

87 empleados jubilados en 2019

205 en 2020

Insuficiente

•Durante el 2020 se engrosó el número de extrabajadores que reciben su pensión totalmente del erario público

•Actualmente el fondo de pensionados no es suficiente para pagarles

acastanon@redaccion.diario.com.mx