Crisis por ‘cristal’ alcanza a iglesias

Registran pleitos de adictos adentro de Catedral; exigen frenar venta de narcóticos en el Centro

Verónica Domínguez
El Diario de Juárez
lunes, 20 mayo 2019 | 06:00
Archivo / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— La Iglesia católica, a través de un pronunciamiento del vicario Eduardo Hayen, pidió ayer a las autoridades que pongan más atención y freno al consumo y venta de drogas en la zona Centro, particularmente de la conocida como “cristal”.

La problemática que, según publicaciones periodísticas, se ve reflejada en un considerable aumento de la violencia en Ciudad Juárez, alcanzó a recintos de oración como la Catedral, en cuyo interior se han protagonizado pleitos.

También se registró en días pasados un intento de suicidio y ese tipo de eventos se realizan incluso durante la celebración de la misa. 

“Urge que las autoridades hagan algo porque no es posible que haya tanto desquiciado mental; creemos que es por el consumo del cristal, que deja loca a la gente, los enloquece”, manifestó el sacerdote en entrevista para El Diario.


Intenta suicidarse en la Misión de Guadalupe

Intento de suicidio y peleas en el interior de la Catedral son incidentes que preocupan al vicario Eduardo Hayen, quien relató que el pasado sábado un joven quiso arrojarse el segundo piso de la Misión de Guadalupe y ayer dos peleas se registraron en el mismo recinto religioso. 

“Quisiéramos que las autoridades hicieran algo al respecto, que sea un Centro seguro para que todos estén libres de drogas, pero sabemos que no es así; es muy lamentable”, agregó el sacerdote.

El entrevistado aclaró que en el caso del joven que intentó suicidarse no se involucraron drogas, pero sí lamentó otras conductas que responden a ese esquema.

“Vino un joven que se metió a la iglesia Misión de Guadalupe, se subió y amenazaba con tirarse del segundo piso, 10 metros de altura; estaba encerrado, tuvo que venir la Policía y Bomberos porque quebró todos los vidrios y tenía medio cuerpo afuera, estaba desquiciado. Ese evento fue muy penoso y tuvimos que suspender la misa de las 7:00 de la mañana”, expuso el vicario de la Catedral.

Arturo Sandoval, portavoz de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), informó a su vez que el afectado fue canalizado para recibir apoyo médico. 

“Aquí no hay delito, aquí hay un incidente de salud, por lo cual no amerita ninguna penalización, sólo la canalización de servicio médico. Cuando una persona intenta privarse de la vida está en un momento de depresión o pasando por una situación difícil”, indicó el vocero de la corporación.

El vicario enfatizó que es necesario que el Centro Histórico sea un lugar seguro y que se trabaje para que esté libre de la circulación de drogas.

“Hoy en la mañana hubo dos eventos en la misa, allá en el fondo había gente peleándose, estrangulándose uno al otro; nosotros pensamos que es una cuestión de drogas en la ciudad, tanta gente desequilibrada, es una perturbación al orden social, al orden público”, dijo el sacerdote.

De acuerdo con archivos periodísticos en lo que va del año la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) aseguró de 36 kilos con 946 gramos de cristal; 3 mil 400 dosis en las calles de Juárez, mientras que en 2018 fueron 97 mil 837 dosis de diferentes tipos de drogas, además de 2 mil 924 kilos 935 gramos de mariguana, 44 kilos 888 gramos de cristal, 4 kilos 665 gramos de cocaína y 3 kilos 352 gramos de heroína.

En cuanto a los proyectos para habilitar espacios seguros como el del Parque Progresista, en donde fue asesinada la estudiante universitaria Dana Lizeth Lozano Chávez, el padre Hayen dijo que es bueno que se pueda hacer en su memoria un parque. “La familia debe sentirse un poquito consolada por eso, sobre todo para que esto no se repita”, puntualizó.

El sacerdote hizo un llamado a las autoridades para que cuando remocen parques públicos los mantengan en buenas condiciones y eviten abandonarlos.

“Lamentablemente no vemos que el Municipio tenga un presupuesto, por ejemplo para el Centro Histórico y para otros lugares de la ciudad y para mantenerlos, hacen las obras y me da mucho gusto porque la ciudad lo merece, pero yo enfatizaría que hay que mantener esos lugares”, manifestó el vicario de la Catedral.

Por último expuso que a la Iglesia católica le duelen los hechos violentos que ocurren en la ciudad, por lo que consideró que una solución al problema de las drogas es realizar campañas preventivas para evitar que los jóvenes entren al mundo de los vicios. 

[email protected]