Juárez

Tras más de 8 meses halladas

Continúan osamentas en el Semefo

Más de ocho meses después de haber sido aseguradas por autoridades federales

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

viernes, 16 julio 2021 | 06:00

Archivo / El Diario

Ciudad Juárez— Más de ocho meses después de haber sido aseguradas por autoridades federales, las 11 osamentas localizadas en fosas clandestinas del ejido Guadalupe Victoria, en el municipio de Casas Grandes, continuaban hasta la tarde de ayer en las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semefo) de Ciudad Juárez.

De acuerdo con la coordinadora de Comunicación de Servicios Periciales en Chihuahua, Jocelyn Guzmán, las osamentas permanecen bajo resguardo del Gobierno federal, específicamente de la Fiscalía General de la República (FGR), por lo que los peritos forenses del Estado no han tenido acceso aún a realizarles pruebas de genética.

De acuerdo con los habitantes del ejido ubicado en el noroeste del estado, a principios de noviembre de 2020 personal de la Comisión Nacional de Búsqueda (CNB), la Fiscalía General de la República (FGR), la Secretaría de Marina y la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llevaron a cabo rastreos en varios predios y días después observaron la presencia de una unidad del Semefo por al menos cuatro días en el lugar, hasta el 12 de noviembre, aunque fue el viernes 13 cuando se dio a conocer de manera extraoficial el hallazgo de las osamentas.

Aunque a través de sus redes sociales la CNB publicó los trabajos de búsqueda en la zona, no informó sobre lo localizado, y hasta la tarde de ayer la FGR tampoco había dado a conocer nada sobre los hallazgos que de manera extraoficial se le acreditaron a Cruz Iván S. Z., apodado “Cholo” o “Cholo Iván”, quien aparentemente fue detenido por la masacre ocurrida en Bavispe el 4 de noviembre de 2019 y al ser detenido le informó a la FGR sobre el lugar donde un grupo criminal que opera en Casas Grandes enterraba a sus víctimas, ya que él era el encargado de enterrarlas.

De acuerdo con Adrián LeBaron, padre y abuelo de cinco de las nueve víctimas de la masacre ocurrida en la frontera entre Sonora con Chihuahua, “Cholo Iván” no fue vinculado por homicidio, sino por delincuencia organizada, por lo que no ha tenido acceso a su carpeta de investigación ni a sus audiencias, ya que no ha sido ligado oficialmente a la masacre.

Aunque una semana después del hallazgo más de 10 peritos forenses de la FGR viajaron de la Ciudad de México a Ciudad Juárez para trabajar con las osamentas, éstas continúan en esta frontera.

Pese a que el Centro de Derechos Humanos Paso del Norte (CDHPN) ha gestionado ante el Gobierno federal que se den a conocer mayores detalles sobre los hallazgos, hasta ayer no se habían dado a conocer aún la identidad de las víctimas, ni otros elementos que pudieron haberse encontrado como prendas de vestir.  

Según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, desde el 1 de enero de 2008 hasta ayer 15 de julio de 2021, permanecían como desaparecidas 3 mil 124 personas en el estado de Chihuahua, 196 de ellas en el municipio de Nuevo Casas Grandes y 15 más en Casas Grandes. 

hmartinez@redaccion.diario.com.mx

close
search