Continúan arrestos de escoltas por llevar armas

Empresa para la que trabajan carece de permiso para rentarlas

Miguel Vargas
El Diario de Juárez
lunes, 15 abril 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— La Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) continuará arrestando, y procederá a la consignación ante la Fiscalía General de la República (FGR), a escoltas de la empresa de seguridad privada Agencia de Seguridad Integral (ASI), informó el secretario de la corporación, Ricardo Realivazquez Domínguez.

Los escoltas podrían quedar en prisión preventiva, ya que se les acusará del delito de portación ilegal de armas de fuego, toda vez que no se ha recibido notificación respecto a la revalidación de la licencia colectiva con la que esta empresa renta las armas a los guardaespaldas de empresarios, según explicó.

Indicó que hasta el pasado jueves se había detenido a 15 escoltas de dicha empresa de seguridad privada, quienes fueron puestos a disposición de la FGR.

No obstante, a partir del pasado sábado entraron en vigor reformas constitucionales que implican la prisión preventiva de oficio para las personas detenidas en posesión de armas de fuego que no estén autorizadas por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Según antecedentes periodísticos, la licencia colectiva le fue suspendida al general Alejandro Sandoval, propietario de la Agencia de Seguridad Integral, al cambio de la presente administración federal. 

La empresa a través de abogados sostiene que tiene un amparo al respecto.

AsI, con presencia a nivel nacional, aportaba armamento a unos 400 escoltas de empresarios en Ciudad Juárez, a quienes alquilaba pistolas .380 y armas largas del mismo calibre, por un pago mensual que promediaba en los 4 mil pesos por arma.

El negocio surgió a raíz de la entrada en vigor de la Ley de Seguridad Privada, que prohibió en el 2014 a la Fiscalía General del Estado rentar armas a agentes tipo E por medio de su licencia colectiva.

Actualmente la Comisión Estatal de Seguridad presta el servicio de alquiler de armamento a escoltas privados, pero mantiene costos elevados de hasta 60 mil pesos por elemento que incluye un examen de confiabilidad, de acuerdo con información de la Policía Bancaria.


[email protected]