Juárez

Construyen casa a Miguelito

Luego de conocer a través de El Diario la historia del niño de 6 años, la organización Creando Lazos de Amor A.C. puso manos a la obra

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

sábado, 23 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez.- Después de más de dos meses de intenso trabajo, en el que no se descansó un solo día o noche, la casa de Miguelito quedó terminada para que él y su familia puedan tener una mejor calidad de vida, aseguró Samuel Cordero, dirigente de la organización Creando Lazos de Amor A.C. 

Fue el pasado 14 de marzo cuando El Diario publicó la historia de Miguel Ángel Medina Rivas, de 6 años de edad, a quien los integrantes de esa organización conocieron en el mes de febrero cuando junto con su padre y su tío juntaba fierro viejo para venderlo y poder comer. 

Miguelito no había comido un día antes y ese día estaba dispuesto a llevar alimento a su estómago, según platicaba mientras notaron sus manos agrietadas por el trabajo, narró Samuel. 

Como dirigente de la organización, Cordero menciona que había visto mucha pobreza en la ciudad, pero asegura que cuando conoció a Miguelito, realmente quedó impresionado. 

“Subimos aquí a la colonia a repartir despensas, de pronto lo vimos a él, fue muy impactante, estaba separando la fibra de vidrio entre el fierro, tenía sus manitas todas agrietadas, nos dijo que estaba trabajando, ayudando a su papá a juntar fierro; cuando le pregunté que por qué, me dijo, ‘es que hoy sí quiero comer, ayer no comí’”, mencionó Samuel. 

Dijo que posteriormente, él y algunos compañeros de la organización fueron con Miguelito y su papá a su vivienda. 

Acababa de pasar una nevada y observaron cómo sobre las dos pequeñas camas en las que dormía toda la familia, caía el agua que se colaba del techo de pedazos de madera.

Esa vivienda hecha con pedazos de madera, ubicada en lo alto de un cerro en la colonia Ricardo Flores Magón, era habitada por Miguelito, sus padres, sus tres hermanos –dos varones de 14 y 10 años y una niña de 12–, su tío que es padre soltero junto con sus hijos, una adolescente de 17 años y dos varones de 14 y 11 años. 

La organización decidió a través de donaciones y voluntarios, que trabajaron día y noche, construirles en ese mismo lugar una casa hecha con madera y tablarroca. 

“Uno de los deseos más grandes que nos ha dicho Miguelito, es que quiere tener una casa que no se gotee, tener su cama, tener una sala donde pueda estar a gusto con su familia”, destacó. 

Indicó que la vivienda tiene una superficie de 9x8 metros, dos recámaras, comedor y cocina, tuvo un costo total de casi 55 mil pesos. 

“Algo de lo más fuerte que pasamos en este proceso fue ver a la comunidad unificada para lograr este sueño, ya que el costo de esta casa sí fue alto. 

El llevar el material hasta aquel lado nos costó dinero extra, nos costó tiempo y esfuerzo, ya que no hay agua potable, en tiempos se acaba. 

Con la luz de igual manera se batalló muchísimo, así que el esfuerzo fue doble, se llegaron a trabajar hasta 18 horas sin parar de lunes a sábado para lograr este gran sueño”, comentó. 

Fue equipada también con todos los muebles, entre ellos un refrigerador lleno de despensa, detalló. 

“Esta casa con todo el material 100 por ciento nuevo ya no se gotea, no entra tanto el frío ni el calor, en una de las recámaras duermen la familia y en otra los tres niños en sus camas cada uno”, mencionó Samuel.