Condenan una década de indiferencia

Fustigan que Estado mexicano no actúe a 10 años de que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó los asesinatos del Campo Algodonero

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez
lunes, 04 noviembre 2019 | 06:00
|

Ciudad Juárez— A 10 años de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por el caso Campo Algodonero, el Estado mexicano no ha cumplido con las garantías de no repetición, porque no ha tomado acciones contundentes, reales, estructurales para evitar la violencia hacia las mujeres, señaló Ivonne Mendoza Salazar, coordinadora del Centro de Desarrollo Integral de la Mujer (Cedimac).

La demanda del caso “González y otras (Campo Algodonero) contra México” se relaciona con la supuesta responsabilidad internacional del Estado por “la desaparición y ulterior muerte” de las jóvenes Claudia Ivette González, Esmeralda Herrera Monreal y Laura Berenice Ramos Monárrez, cuyos cuerpos fueron encontrados en Ciudad Juárez el 6 de noviembre de 2001, en un campo algodonero donde se localizaron los cuerpos de cinco mujeres más.

El 16 de noviembre de 2009, la CIDH responsabilizó al Estado por “la falta de medidas de protección a las víctimas, dos de las cuales eran menores de edad; la falta de prevención de estos crímenes, pese al pleno conocimiento de la existencia de un patrón de violencia de género que había dejado centenares de mujeres y niñas asesinadas; la falta de respuesta de las autoridades frente a la desaparición […]; la falta de debida diligencia en la investigación de los asesinatos […], así como la denegación de justicia y la falta de reparación adecuada”.

Diez años después Mendoza Salazar, cuya organización acompaña casos de desaparición y feminicidio, consideró como terrible que el Estado mexicano no haya tomado acciones para evitar la violencia en esta frontera, y que por el contrario, esta se haya esparcido a todo el país. 

“Ya se habla de otros estados donde también los números son muy alarmantes, ya está volviendo a llamar la atención como mecanismos internacionales como ONU (organización de las Naciones Unidas) que recién, en mayo, arrancó su iniciativa  Spotlight, dirigida a los cinco municipios (del país) donde se violan más los derechos de las mujeres, y desgraciadamente son dos ciudades del estado de Chihuahua: Ciudad Juárez y la ciudad de Chihuahua”, apuntó.

Además de las reparaciones a las partes lesionadas, la CIDH demanda al Estado mexicano garantías de no repetición.

“La Comisión consideró que la Corte debía ordenar al Estado adoptar una política integral y coordinada, respaldada con recursos adecuados, para garantizar que los casos de violencia contra las mujeres sean adecuadamente prevenidos, investigados, sancionados y sus víctimas reparadas”, indica la sentencia.

Sin embargo, la coordinadora de Cedimac señaló que hasta marzo la Fiscalía de Género tenía un total de 19 mil 300 carpetas de investigación en esta ciudad.

“Obviamente después de siete meses los casos han incrementado, pero no así la gente que tienen para atenderlos, que son menos de 150 entre ministerios públicos y agentes investigadores; de manera que a los ministerios públicos les toca atender alrededor de 260 carpetas, esa es una simulación de atención, no hay ser humano que pueda hacer eso”, apuntó.


2019, el más letal desde 2011

Los asesinatos de mujeres también han incrementado, ya que con 133 víctimas, la última de ellas asesinada la tarde de ayer, 2019 se ha convertido en el más violento para las mujeres desde 2011, en Ciudad Juárez.

“Nos parece terrible, el mensaje del Estado mexicano es que la violencia hacia las mujeres no es importante, no es un tema en el que tenga que remover todos los hechos de hecho y de derecho, como mandó la Corte, para que esto no siga sucediendo… El Estado sigue dando la misma respuesta de falta de interés, de poco personal… y obviamente estos feminicidios siguen avanzando porque no se han tomado las medidas de prevención para que esto pare”, subrayó. 

Imelda Marrufo, directora de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez destacó a las madres de jóvenes desaparecidas y asesinadas la importancia de “ir juntas de la mano” en la exigencia al Estado.

Informó que el 7 de noviembre se llevará a cabo un foro en coordinación con la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para reposicionar la exigencia y evaluar qué se cumplió que no, y por qué no se están cumpliendo la sentencia de la CIDH. 


[email protected]