Con historial aquí, general detenido por ‘huachicol’

Fue protagonista de un enfrentamiento con municipales hace 23 años

Miguel Vargas/
El Diario
lunes, 22 julio 2019 | 06:00
|

El general Sócrates Alfredo Herrera Pegueros, exgerente de Seguridad Física de la Subdirección de Salvaguarda Estratégica de Petróleos Mexicanos, detenido el pasado jueves en el estado de Guerrero acusado de estar involucrado en una red de ‘huachicoleros”, fue protagonista de una balacera en Juárez hace 23 años cuando fungió como subdelegado de la Procuraduría General de la República (PGR), en la que murió un agente federal en un enfrentamiento con policías municipales, de acuerdo con archivos de El Diario. 

El militar está actualmente acusado de delincuencia organizada y robo de hidrocarburos, luego de que como jefe de seguridad de Pemex durante la pasada administración federal habría dado anuencia para que pipas de la misma empresa se abastecieran de combustible en tomas clandestinas que después se distribuían en gasolineras de varias partes de la república, según los antecedentes públicos del caso.

Pero en diciembre de 1995 Sócrates Herrera Pegueros fue designado subdelegado de la PGR en el estado de Chihuahua y tenía su sede en Ciudad Juárez, donde fue conocido por un incidente que inició en la zona Centro de esta ciudad donde llamó “pinches policías mugrosos” a unos efectivos de la Policía Municipal, lo que desencadenó un enfrentamiento, de acuerdo con los reportes periodísticos de la hemeroteca de El Diario.

Entonces el alcalde de esta ciudad era Ramón Galindo Noriega, y el jefe de la Policía Municipal, José Luis Reygadas. El incidente que se conoció como “guerra entre corporaciones” se registró el 22 de febrero de 1996, apenas dos meses después del nombramiento de Sócrates Herrera en la entonces PGR.

Las notas mencionan que en calles del primer cuadro un grupo de policías municipales interceptó una Suburban donde viajaban el funcionario federal y otros militares en calidad de agentes de la desaparecida Policía Judicial Federal.

Tras querer revisarlos, Sócrates Herrera se rehusó y a la voz de “judicial federal, pinches policías mugrosos”, descendió del vehículo y le dio un cachazo a uno de los preventivos.

La gresca se trasladó a la entonces Estación Delicias de la Policía Municipal, ubicada en el cruce de la avenida 16 de Septiembre y calle Oro, luego de que compañeros de la Municipal detuvieron a algunos de los policías federales en ese incidente.

Una ametralladora fue detonada y se desató la balacera frente a la llamada ‘Cárcel de Piedra’, donde se involucraron también policías judiciales del Estado que tenían su sede frente a la dependencia municipal.

El saldo fue de un policía federal muerto, identificado como Martín Contreras Reyna, quien murió producto del fuego cruzado. Luego se conoció que el juez primero de lo Penal, Arnulfo Arellanes, negó las órdenes de aprehensión contra agentes municipales y federales que participaron en el tiroteo y el caso quedó impune.


[email protected]