Con cuentas de su madre y suegro cobraba extorsiones

Operaba desde el Cereso; purga una sentencia por secuestro

Staff/
El Diario de Juárez
martes, 12 noviembre 2019 | 06:00
|

Un interno del Cereso 3 de Ciudad Juárez fue vinculado a proceso penal ayer por el delito de extorsión con penalidad agravada, pues desde el interior del reclusorio presuntamente estaba amenazando a un transportista con causarle daño a sus hijos y quemarle unos camiones.

El interno es Javier M.M., alias “El Javi” o “El Harry” integrante del grupo criminal “Gente Nueva” y que tiene acceso a Facebook y a WhatsApp y al parecer utilizó las cuentas bancarias de su madre y su suegro para cobrar las extorsiones.

El pasado 10 de septiembre la víctima y dos testigos se presentaron en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Norte para denunciar lo que estaba sucediendo.

La víctima –cuya identidad quedó bajo reserva judicial– señaló que él es dueño de varios camiones de transporte de personal y estaba recibiendo llamadas y mensajes del número telefónico 656 8612611, en los que se le pedía que pagara la “cuota” para evitar que le quemaran las unidades y “levantaran” a sus hijos.

El testigo 1 y 2 también indicaron ante la representación social, hijo y cuñado de la víctima, que ellos también estaban recibiendo amenazas para que la otra persona pagara.

El 11 de septiembre la víctima depositó 10 pesos a una tarjeta Saldazo de la cadena comercial Oxxo que le dieron los extorsionadores, con número 4766841402093390. Así pudieron saber que esa cuenta está a nombre de Rosa Morales Chávez.

Las exigencias de dinero continuaron para la víctima; el 12 de septiembre el ofendido depósito 12 mil pesos por temor a que se hicieran reales las amenazas a otra cuenta que está a nombre de Raúl Pérez Erives.

Además los investigadores obtuvieron los datos conservados del celular que uso el acusado, del 656-8612611, y la ubicación de las antenas, así como el ángulo al que éstas apuntaban –con la autorización de una jueza federal– y en el período del 10 al 18 de septiembre de 2019. Lo que les permitió saber que el epicentro de las antenas es el Cereso 3 de Ciudad Juárez, ubicado en la calle Barranco Azul.

Los informes permitieron saber que Javier M.M. se comunicó en ese lapso en 23 ocasiones con su madre Rosa Morales Chávez, en siete ocasiones con sus hijas, le envió 24 mensajes extorsivos a la víctima y le llamó en varias ocasiones; también escribió un mensaje a uno de los testigos y le habló dos veces y entabló comunicación auditiva en una ocasión con otro de los testigos.

También se pudo conocer que el número de celular de Rosa Morales Chávez era el 656 2779493 y al tener este dato los investigadores lo ingresaron al WhatsApp, con lo que se pudo tener una fotografía de ella.

Luego esa imagen fue buscada en Facebook y entre los contactos de ella estaba Javier M.M.; al consultar actas de nacimiento de las hijas de él se confirmó el vínculo familiar, así lo explicó un agente del Ministerio Público (MP) a la jueza de Control María Fernanda Díaz Rojas.

La abogada defensora del sospechoso argumentó al Tribunal de Control que en el Cereso 3 se rentan los celulares y es posible que otro reo haya utilizado el número 656 8612611, además indicó que su representado sí se comunica con su familia y agregó que el delito no se configura si el dinero depositado por la víctima no fue cobrado.

Al final de una serie de argumentos, la jueza consideró acreditado el delito y la presunta responsabilidad del reo, quien actualmente compurga una sentencia por el delito de secuestro.


[email protected]