Con amenazas, obligan a menores a ser sicarios

Adolescente plagiado declara que lo torturaron y lo adiestraron a la fuerza en el manejo de armas

Staff
El Diario de Juárez
domingo, 14 julio 2019 | 06:00
Cortesía |

Ciudad Juárez— En Juárez se dio el primer caso de secuestro en donde los captores adiestraban a la fuerza en el manejo de armas a un menor de edad que fue mantenido cautivo por cinco días.

De acuerdo con el área de Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) el jueves fue rescatado un menor de edad en el cruce del bulevar Independencia y la carretera Juárez-El Porvenir, de la colonia La Cañada, que denunció que acababa de escapar de una casa donde varios hombres lo tenían privado de la libertad.

La víctima refirió que durante su cautiverio lo torturaron y golpearon con una tabla, además de amenazarlo de muerte si no obedecía las ordenes que les daban.

Mientras, los detenidos manifestaron que se encargaban de reclutar a la fuerza a menores de edad a quienes, bajo amenazas de muerte, obligaban a entrenar y manejar armas de fuego para que se dedicaran a labores de sicariato para un grupo criminal.

“Este es el primer caso en su tipo detectado en Juárez en donde los secuestradores entrenan contra su voluntad a sus víctimas en el manejo de armas para ingresarlos grupos criminales”, dijo el portavoz de la corporación preventiva, Arturo Sandoval Figón.

Los integrantes de la célula criminal detenidos fueron identificados como Héctor R.H. alias “El Mostro”, Jorge Fernando H.R. alias “El Choche”, Everardo C.P., Kevin P.B. alias “El Malilla” o “El Negro”, Juan B.Ch. Alias “El Pelón” y dos adolescentes.

El caso se dio luego de que elementos de la Fiscalía en Chihuahua rescataron a 21 hombres que fueron reclutados contra su voluntad para ser obligados a trabajar en el siembra y cultivo de marihuana y amapola en una región de difícil acceso en la sierra Tarahumara.

De acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE) las víctimas trabajaban desde las 6:00 de la mañana hasta el anochecer  y durante la noche los metían a dormir en una cueva. Algunos de los secuestrados dijeron que tenían más de dos años en cautiverio.

Las víctimas procedían de varios estados del país y algunos con reportes de desaparición en Chihuahua y Cuauhtémoc donde fueron contactados bajo la promesa de emplearse en la construcción de cercas con un pago diario de 350 pesos.


[email protected]