Juárez

Comparten rosca Ángeles Mensajeros

El Centro Histórico fue el escenario donde migrantes, adultos mayores, desempleados y madres de familia celebraran la tradición

Omar Morales / El Diario de Juárez / 50 roscas fueron repartidas entre los asistentes

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 07 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Cientos de adultos mayores, madres de niños pequeños, desempleados y migrantes disfrutaron ayer de una rebanada de rosca de reyes y un vaso de champurrado en el Centro Histórico de Ciudad Juárez, hasta donde llegaron integrantes del grupo Ángeles Mensajeros de la iglesia Salmo 100 para compartir el tradicional pan.

“Vinimos por una rebanada, yo soy madre soltera y limpio casas, pero con la pandemia las cosas han ido mal”, confesó María, de 32 años de edad, quien se formó junto con sus dos hijos de 5 y 8 años para recibir un pedazo de rosca.

También hubo migrantes, principalmente de origen cubano, que decidieron participar de la tradición mexicana y probar por primera vez la rosca de reyes, como Mayulis y su hijo, quienes tienen poco menos de cuatro meses en la ciudad en espera del asilo político en el vecino país.

“En Cuba tenemos otros dulces, pero este pan no, y vinimos a probarlo”, dijo la mujer isleña quien aseguró que de no lograr el asilo en Estados Unidos ella es feliz de vivir en esta frontera.

De acuerdo con el pastor Carlos Mayorga, fueron más de 50 roscas las que se repartieron entre las personas que circulan por el primer cuadro de la ciudad, con apoyo del Grupo Juvenil del Partido Encuentro Social (PES).

Dos jóvenes vestidos de ángeles portando letreros en los que se leía “Día de Reyes, que visitaron al salvador Jesucristo” y “Tres regalos para Juárez: trabajo, seguridad y atención a la salud”, arribaron a las 11:00 de la mañana frente a las letras JRZ, donde colocaron una hilera de mesas adornadas con globos y sobre ellas las primeras roscas para repartir.

“Son principalmente personas de bajos recursos, personas en situación de crisis económica”, destacó Mayorga mientras los paseantes se formaban para recibir el pan, protegidos con cubrebocas.

Vendedores ambulantes y personas que circulaban por el cruce de las avenidas Juárez y 16 de Septiembre también disfrutaron de la tradición, mientras un indigente se mostró emocionado cuando le salió el Niño Dios dentro de su rebanada.

Según el catolicismo, tres Reyes Magos viajaron a Belén, guiados por una estrella, para adorar a un profeta recién nacido y llevarle oro, incienso y mirra como ofrenda; a esta fiesta se le conoce como Epifanía.

La rosca de reyes tuvo sus comienzos en el siglo XIV en países europeos como Francia y España, y llegó a México durante la conquista. 

La costumbre es partir el pan, el cual se caracteriza por tener forma circular, símbolo del amor eterno de Dios, que no tiene principio ni fin.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx