Comparece exdirector de Tránsito por golpiza

Admitió haber propinado una golpiza a un hombre en agosto del 2018 y aseguró que actuó en defensa propia

Staff/
El Diario de Juárez
miércoles, 06 febrero 2019 | 06:00

El exdirector de Tránsito Municipal, Óscar Luis Acosta García, admitió haber propinado una golpiza a un hombre en agosto del 2018 y aseguró que actuó en defensa propia porque sintió en riesgo su vida y no por celos. 

El exfuncionario público compareció ayer de forma voluntaria a una audiencia de formulación de cargos por parte de una agente del Ministerio Público (MP). 

La representante social señaló que alrededor de las 2 de la mañana del 18 de agosto Acosta García golpeó a Eduardo Rangel Serrano afuera del restaurante-bar “Sabor a Amor”, ubicado en la plaza comercial “Portales” en Tomás Fernández y Portales. 

Rangel sufrió fractura de tabique nasal y pérdida del bazo así como afectación en la octava, novena y décima costillas, dijo la fiscal al precisar que esa conducta configura el delito de lesiones calificadas. 

Las lesiones se clasificaron como aquellas que no ponen en peligro la vida, tardan más de 15 y menos de 60 días en sanar y como consecuencias médico-legales dejó fractura nasal y disminución de la inmunidad por la falta del bazo. 

En su declaración ante el MP, la víctima señaló que esa noche él iba acompañado por un grupo de amigos entre ellos Alejandra Cecilia A. T. novia de Acosta García, y precisó que al salir del establecimiento antes referido y sin mediar palabra Óscar Luis le dio un puñetazo por la espalda y otro en el rostro, provocando que él se cayera.

Momento que el exfuncionario público presuntamente aprovechó para continuar pegándole a Eduardo Rangel hasta que Alejandra se arrojó encima de él para impedir que Acosta continuara golpeándolo. 

Al declarar ante el MP, Alejandra Cecilia A. T. indicó que esa noche vio que su expareja venía corriendo junto con tres guardias de seguridad de la plaza comercial, los alcanzó y se fue directo contra su amigo Eduardo y sin mediar palabra, por espalda le dio un puñetazo. Ella se metió cuando vio a Eduardo tirado en el piso, recibiendo más golpes y al intervenir recibió un porrazo en el rostro a la altura de la quijada. Al ver que su exnovio empezaba a patear a la víctima ella se subió arriba de éste, dijo la fiscal al juez de Control Dirceu Ismael Solís Mendoza.  

Alejandra Cecilia A. T. aseguró que el extitular de Tránsito actuó así porque es una persona celosa y posesiva. 

Sin embargo, ayer al declarar ante el Tribunal Acosta García refirió que él es una persona tranquila, ecuánime y prudente, que nunca se ha peleado con nadie “ni en la secundaria”. 

También afirmó que desde hace cuatro años y hasta la fecha sostiene una relación sentimental con Alejandra Cecilia A. T. y es falso que el motivo de la golpiza fueran sus celos, porque ellos tienen “una relación de confianza y respeto mutuo”. 

También enfatizó que sólo respondió a las amenazas que Rangel Serrano le había hecho tres meses antes del 18 de agosto del 2018, a la advertencia que recibió esa noche cuando el ahora afectado expresó “te dije que no te metieras con nosotros cabrón” y un acompañante de Rangel le tiró un golpe. 

“Su señoría, en ese momento tuve miedo, tuve temor por mi integridad. Los vi muy agresivos, los vi en un plan que no sé, la ebriedad en segundo grado dice que una persona está demasiado agresiva. Me imaginé lo peor, veía mi seguridad comprometida, veía mi integridad física comprometida y veía mi vida comprometida”, afirmó.

Para luego afirmar que él tiene 57 años de edad y “en tres años más el Instituto Mexicano del Seguro Social me va a dar mi tarjeta de senectud, como persona de la tercera edad” y sus agresores tienen 35 años, por lo que él se vio superado en fuerza, energía y respondió instintivamente porque si no “iba a terminar muy, muy mal”. 

Al interrogarlo, la fiscal hizo ver que Acosta García hace ejercicio y es una persona musculosa, además la asesora jurídica de la víctima cuestionó por qué Alejandra Cecilia A. T. declaró en contra de él y no compareció ante el Tribunal de Control como testigo a su favor, lo que generó la molestia de Acosta y él respondió que su novia presentó una denuncia en contra de él porque los abogados que representan a Eduardo Rangel la presionaron, la obligaron a mentir e incluso dijo que la familia de la víctima la ha amenazado.

Hasta el cierre de esta nota, el juez no había resuelto la situación jurídica del exdirector de Tránsito. 


[email protected]