Juárez

‘Como esté, sólo quiero de vuelta a mi hijo’

Madre de adolescente solicita a quien privó de la libertad de su hijo que lo libere

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

viernes, 01 octubre 2021 | 06:00

Cortesía | Juan Manuel Cortesía | pesquisa difundida por el Estado

Ciudad Juárez— Ajena a la existencia de colectivos de búsqueda, conformados por familiares de personas desaparecidas aquí en la ciudad, y de una Comisión Estatal de Búsqueda, Claudia Yadira Moyer se dirige, por este medio, a quien privó de la libertad de su hijo Juan Manuel, de 17 años, para pedirle que lo deje libre. 

“Como lo tenga, sólo quiero de vuelta a mi hijo”, es la súplica de la mujer que aunque en su corazón siente que su hijo, ausente desde el pasado 16 de febrero, está con vida, ha recibido varios mensajes a través de redes sociales en los que le indican que fue asesinado.

“Yo en mi corazón lo siento vivo, mis hijos me dicen que ellos también sienten que su hermano mayor aún está con nosotros”, dice Claudia Moyer, entrevistada ayer por la mañana.

La madre de familia menciona que su hijo estaba en el parque acompañado de una amiga cuando los tripulantes de un auto llegaron y se lo llevaron.

“Eso fue lo que ella nos dijo, pero luego perdimos su contacto, me bloqueó de Facebook y creemos que se fue a otro lado porque comentó que no quería problemas. Tampoco los investigadores la han localizado”, agrega.

Según los datos de la madre de familia Juan Manuel se encontraba en el parque ubicado en las calles Rivera del Lago y Rivera de Pátzcuaro, del fraccionamiento Riberas del Bravo etapa 9.

Vestía una playera tipo polo color blanco, pantalonera negra y unos tenis negros.

Una vida difícil

La adolescencia de Juan Manuel Moyer ha sido compleja. A los 13 años sorprendió el cuerpo de su padre pendiendo de una soga al cuello; fue él quien lo descolgó en un intento por reanimar a su progenitor. 

“Lo quería mucho; todos mis hijos querían más a su papá que a mí”, reconoce la mujer.

El suicidio, dice, fue consecuencia del consumo de cristal, del que era dependiente el padre de tres adolescentes. 

Cuatro años después, Juan Manuel ya estaba inmerso en el consumo de mariguana, abandonó la secundaria, que cursaba en la modalidad abierta al resistirse al control que demanda el sistema presencial.

Lo recuerda como un hijo cariñoso y pendiente de ella, al que veía por las mañanas, ya que Juan Manuel se salió de su casa más joven por no sostener una buena relación con su actual pareja sentimental.

“Teníamos buena relación él y yo, pero él nunca quiso a mi pareja y se fue de la casa con un amigo”, dice.

La madre afirma que su hijo no vendía droga ni se dedicaba a actividades ilícitas, aunque refiere que sí era vago.

“Yo llegaba del trabajo a la una de la mañana y lo veía todavía en la calle”, recuerda.

La madre comenta que a través de mensajes en la red social Facebook le advirtieron que a su hijo lo mataron por venganza.

“Me dijeron que se metió en una casa que no debía. Que supuestamente se metió a robar a una casa ese día…no lo sé”, dice.

“Mi hijo no tenía dinero, lo poco que traía se lo daba yo y lo último que supe es que vendió el teléfono que usaba”, explica Claudia, quien destaca que su hijo se tatuó su nombre en el brazo derecho.

La madre envía un mensaje a quien tenga a Juan Manuel.

“Si algo le hicieron, díganme dónde lo tiraron, que me digan, no les voy a hacer nada, lo que quiero es a mi hijo”, suplica.

lsosa@redaccion.diario.com.mx

close
search