Colonos de Anapra gastan hasta $600 en agua purificada

No se dan abasto con módulo de la JMAS que les otorga de manera gratuita dos garrafones de 20 litros del líquido

Verónica Domínguez/
El Diario
viernes, 14 junio 2019 | 06:00
Omar Morales

Colonos de Anapra pagan hasta 600 pesos mensuales por agua purificada de garrafón que utilizan para beber y preparar alimentos y otras actividades domésticas, pese a que hay cinco expendios para abastecerse del líquido de manera gratuita.

Dos garrafones de 20 litros de agua para beber por familia es el derecho que tienen los vecinos que acuden a los módulos de la Junta de Agua y Saneamiento (JMAS), informó la portavoz de la dependencia, Corazón Díaz. 

“Son dos garrafones diarios por familia y el servicio de la potabilizadora en esta temporada es de lunes a domingo”, confirmó la vocera de la dependencia.

Alrededor de 500 garrafones de agua es la cantidad que de manera diaria sale del expendio ubicado en la calle Rémora y Delfín, dijo Aureliano Hernández, encargado del módulo.

Sin embargo, debido a que el agua que corre por en las tuberías es salina, los habitantes deben desembolsar para poder realizar las actividades domésticas.

Es el caso de María Núñez, quien vive en la calle Delfín y Sábalo, y gasta 640 pesos mensuales en agua purificada que utiliza para beber y preparar alimentos, además debe pagar un recibo de alrededor de 350 pesos por el consumo de sólo dos personas.

“El agua de aquí está horrible, a veces no sirve ni para lavar, tiene lodo, sale mugrosa; yo la verdad no la uso para cocinar, más bien la uso para bañarnos, para lavar, pero casi siempre procuro hacerlo a mediodía porque en la mañana y en la noche está horrible”, dijo Núñez.

Además de pagar por agua potable, vecinos de la colonia reportaron que por las tardes baja la presión o se va durante la noche y solo por la mañana vuelven a tener acceso.

Marisela Alonso viven en la calle Pulpo y 16ava, un lugar que le queda lejos del expendio, a donde también acude para llenar seis garrafones de manera semanal.

Alonso dijo que gasta 160 pesos mensuales de agua purificada para los cinco miembros que hay en su familia, además del recibo de más de 200 pesos por este servicio.

“El agua de aquí no sirve, tiene demasiada sal, el agua echa a perder las tuberías y las bombas de agua también, cada año debemos cambiarla y las llaves del agua también, casi cada año son tres veces las que se cambian”, refirió Alonso.

Guadalupe Delgado vive en la calle Quimera, comentó que desde hace 10 años vecinos cooperan cada año para poner tubería de plástico negro de 20 metros de diámetro para que el agua pueda llegar hasta sus viviendas.

Añadió que desde las 4:00 de la tarde en su calle ya no circula el agua y es hasta la mañana que otra vez puede tener acceso.

“No sabemos cuándo se va ir, por eso nos preparamos, porque yo debo lavar la ropa hasta dos veces, la ropa negra sale con líneas blancas, es por la sal  que el agua tiene, y así tengo que pagar un recibo de casi 300 pesos”, expresó Delgado.

Por su parte, la vocera de la dependencia informó que el personal acudirá a revisar los puntos en donde los colonos tienen el problema.

A los expendios de agua purificada de una compañía privada de la colonia Anapra acude Mario Antonio, quien gasta de manera semanal 50 pesos sólo para consumir en su trabajo, y 100 pesos para llevar a su casa.

El entrevistado comentó que vive en la calle Calamar y Sardina, a donde el recibo de agua le llega de 400 y también baja la presión de líquido por las tardes.

“El agua no sirve para tomar, es mucho lo que sale en el recibo como para todavía gastar por agua purificada”, expresó Mario.


[email protected]