Ciudad Juárez, entre los destinos turísticos más violentos del país

Así lo indica la información publicada por la agrupación México Evalúa

El Diario
sábado, 13 abril 2019 | 17:22
Archivo El Diario

Ciudad Juárez.- Ciudad Juárez es identificado como uno de los destinos turísticos más violentos del país, además de otros en las zonas costeras del Caribe mexicano y del Pacífico, la fronteriza del noroeste del país y el corredor del Bajío, todos los cuales enfrentan una crisis de inseguridad, ya que desde el 2018 a la fecha los homicidios dolosos han repuntado en estas cuatro regiones.

Lo anterior, de acuerdo con información publicada por la agrupación México Evalúa, donde además se menciona que los municipios que presentan una correlación alta y significativa entre los homicidios dolosos y los delitos de alto impacto son Juárez (Chihuahua), Mazatlán (Sinaloa), Salamanca (Guanajuato), Benito Juárez –Cancún– (Quintana Roo), Los Cabos (Baja California Sur), Culiacán (Sinaloa), San Miguel de Allende (Guanajuato), Ahome (Sinaloa), Bahía de Banderas (Nayarit) y La Paz (Baja California Sur).

La Secretaría de Turismo cuenta con una lista de los principales destinos turísticos del país agrupados por su tamaño poblacional. Algunos son considerados grandes, como Tijuana, Juárez, Guadalajara, Monterrey, y otros medianos, como Manzanillo, Acapulco, Benito Juárez (Cancún), Irapuato.

Los destinos turísticos medianos con mayores índices de violencia homicida se concentran en cuatro regiones: las zonas costeras del Caribe mexicano y del Pacífico, la zona fronteriza del noroeste del país y el corredor del Bajío.

Un destino turístico azotado por la inseguridad dejará de ser atractivo para turistas nacionales y extranjeros, quienes se dirigirán a otros lugares con una percepción de riesgo menor. Este cambio de hábitos de consumo puede afectar gravemente la actividad económica de una región. De hecho, el fenómeno puede convertirse en un círculo vicioso: una baja en el número de visitantes de un destino agudizaría su particular problema de inseguridad, ya que el cierre de restaurantes, hoteles y demás negocios provoca escasez de empleo y deterioro social generalizado.

El Gobierno federal ha apoyado a los destinos turísticos con transferencias económicas orientadas a reducir los niveles de inseguridad. Los 10 municipios turísticos con la mayor tasa de homicidios, y que a su vez se encuentran en las cuatro zonas turísticas antes mencionadas, han recibido recursos del subsidio para el Fortalecimiento del Desempeño en Materia de Seguridad Pública (Fortaseg) durante los últimos años.

La actual administración apuesta por seguir apoyando de esta forma a las zonas turísticas afectadas por la inseguridad. Por ello, la nueva fórmula para seleccionar a los municipios beneficiarios por el subsidio Fortaseg incluye, como uno de sus cuatro criterios, a las ciudades de más de 50 mil habitantes que posean un índice de especialización turística.

Sin embargo, en 2019 sólo Manzanillo y Zihuatanejo recibieron más recursos provenientes de este subsidio en comparación con los años anteriores. Los ocho municipios restantes recibieron menos presupuesto. De cualquier forma, las transferencias federales por sí mismas no han sido suficientes para atender el problema de violencia de estas zonas turísticas.


El documento señala que, además de las estrategias de seguridad, es necesario un desarrollo económico sostenible en las regiones turísticas del país. En este sentido, una inversión mayor en la infraestructura urbana y de servicios debe reflejarse en una mejor calidad de vida para los habitantes.

En suma, si se descuida la seguridad de los destinos turísticos se pone en riesgo uno de los principales motores de la economía del país, generador de empleos y detonador de inversión.