Juárez

Cierran sin explicación Cefereso en Juárez

Durante operativo sorpresa en la madrugada, trasladan a internos a otras entidades del país

David Cruz / El Diario de Juárez / Elementos con equipo antimotines forman una barrera para impedir el paso de familiares de internos que buscan ingresar a las instalaciones del penal

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

lunes, 28 diciembre 2020 | 09:04

El Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 9, con sede en esta ciudad, fue desincorporado ayer del Sistema Penitenciario Federal, publicó el Diario Oficial de la Federación (DOF). 

Desde las 4:30 horas de ayer domingo la mayoría de los presos fueron trasladados a otros reclusorios federales de diversas entidades del país, según este acuerdo oficial.

El traslado fue en un operativo sorpresa que incluyó el despliegue de casi 400 elementos federales de la Guardia Nacional y Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, así como personal de la CNDH, según se corroboró.

Hasta el cierre de esta edición la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPyPC) no informó oficialmente los destinos de los presos.

Elementos de la Guardia Nacional llevaron a cabo la operación de custodia de los autobuses que trasladaban a los reos, a bordo de unidades con ametralladoras adaptadas. Testigos narraron a El Diario que desde la tarde del sábado ingresaron 12 camiones foráneos para ese fin al Cefereso 9.

Por la madrugada, ocho de esos autobuses salieron de la penitenciaría con los internos que fueron subidos a dos aviones oficiales en el aeropuerto privado internacional Abraham González, de esta ciudad.

Un primer grupo de internos esposados y con sus uniformes de reclusos, volaron en la aeronave  con matrícula XP-OPF que, de acuerdo con el itinerario, aterrizó en Uruapan, Michoacán, donde los ocupantes habrían sido ingresados al Cefereso número 17, de esa localidad, según se conoció.

La otra aeronave tuvo como destino León, Guanajuato, donde se encuentra el Cefereso 12, informó personal del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social de la SSPyPC.

En el Cefereso 9 se conoció que desde las 4:00 horas ya no se permitió el ingreso al personal de una compañía privada que elabora los alimentos para las personas privadas de su libertad (PPL) en la cocina del penal.

Luego se supo que ocho de los 12 camiones que habían llegado un día anterior, fueron utilizados para el traslado de unos 400 internos a fin de vaciar la cárcel.

El anuncio oficial

El Diario Oficial de la Federación publicó ayer domingo la separación del Cefereso 9 del Sistema Penitenciario Federal, luego de poco más de 8 años de operaciones.

La cárcel federal, ubicada a la salida de Juárez, albergaba unos 450 internos, según personal de la penitenciaría.

A partir del mes de octubre del presente año esa cárcel era dirigida por Guillermo Corona Garrido, un hombre experimentado en el sistema penitenciario que encontró a su llegada mucha corrupción a manos de un grupo de custodios, según allegados al nuevo director.

Oficialmente, la desincorporación federal de esta penitenciaría se dio tras una evaluación que destacó que no cumplía los requisitos de una cárcel para albergar reos de alta peligrosidad.

El diseño original de ese penal no fue hecho bajo las condiciones propias para un Cefereso, según personal de operaciones internas y de la CNDH, que aseguró que existía la posibilidad de fugas.

El acuerdo publicado ayer en el DOF establece que “las personas privadas de la libertad que alberga el Centro Federal de Readaptación Social número 9 Norte serán trasladadas a los Centros Federales de Readaptación Social que determine el comisionado de Prevención y Readaptación Social.

“Los derechos de los trabajadores (custodios) adscritos laboralmente al Centro Federal de Readaptación Social número 9 Norte, serán respetados conforme a la ley”, se apunta.

En julio de 2011, se incorporó el Cefereso al sistema federal. 

A partir de ayer, las instalaciones quedaron a cargo del comisionado de Prevención y Readaptación Social, a través de la Dirección General de Administración de Prevención y Readaptación Social, según la publicación del DOF.

Será esa instancia la que realice las acciones conducentes para el destino final de los bienes pertenecientes al reclusorio, se asegura.