Cierran las primeras estancias

Nuevas reglas de operación ya impactan en atención a hijos de trabajadoras

Pável Juárez
El Diario
domingo, 03 marzo 2019 | 06:00

Centros de cuidado infantil en la ciudad comenzaron a cerrar luego de la publicación de las nuevas reglas del programa de Apoyo para el Bienestar de las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras.

Dos estancias ubicadas en las colonias Morelos e Independencia II dejaron de operar esta semana, mientras que otras 20 están en proceso de hacer lo mismo debido a la cancelación del apoyo federal, informó Isabel López, una de las voceras del grupo de operarios.


Arman estancias amparo colectivo 

“Las estancias no pueden soportar los gastos de la operación sin el apoyo del Gobierno federal”, dijo.

Agregó que el año pasado se atendió a 2 mil 300 niños, mientras que los primeros dos meses de 2019 fueron mil 700.

El grupo de los 81 responsables de los centros de cuidado infantil en la ciudad analiza si continúan con la operación o cierran ante la falta de recursos.

Algunos pretenden convertirse en estancias particulares, otros prefieren no continuar con la operación de los centros y un grupo más busca restituir el programa a sus bases originales con el trámite de un amparo colectivo.

“Estamos hablando con abogados y madres de familia que están dispuestos a apoyar nuestra iniciativa y pediremos que el programa sea restituido bajo las reglas de operación con las que ya funcionaba”, explicó la portavoz de la agrupación, Rosario Acosta.

Esto luego de la reunión que se tuvo el fin de semana pasado en Chihuahua entre operarios de las estancias infantiles y funcionarios del Gobierno estatal, donde también estuvo la subsecretaria del Bienestar, Ariadna Montiel Reyes, y en la que se les confirmó “que el programa estaba muerto y que el Gobierno federal ya había tomado una decisión”, dijo Acosta.

“El recurso de amparo colectivo se está armando desde la ciudad de Chihuahua con los encargados de las estancias y madres de familia; queremos que el programa vuelva a funcionar con las anteriores reglas de operación y al mismo tiempo protegernos de las acciones del Gobierno federal en nuestra contra”, explicó.

Indicó que la Secretaría del Bienestar ya solicitó a por lo menos dos estancias infantiles que todavía operan en la ciudad, reintegrar 70 mil pesos que corresponden a un apoyo a mobiliario y que los operarios no comprobaron el gasto al cierre del año.

“Pensamos que casos de éste van a empezar a surgir y queremos protegernos mediante amparo. No se trata de que usamos mal el dinero, sólo que no se alcanzó a comprobar ese gasto porque el recurso llegó muy tarde”, dijo Acosta.

Adelantó que después del miércoles de la próxima semana se estará presentando el recurso de amparo, una vez que se complete la papelería de los operadores de estancias en todo el estado y las madres de familia que se sumen a la iniciativa. (Pável Juárez / El Diario)


[email protected]