Juárez

Chofer deja mensaje antes de ser ‘levantado’

Localizan vehículo abandonado en el Periférico Camino Real, tenía huellas de sangre en el interior

Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

lunes, 05 octubre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Un vehículo Volkswagen Beetle fue localizado ayer abandonado en el Periférico Camino Real, tenía manchas de sangre en el volante y en el tablero, además de un mensaje en la visera en el que aparentemente el chofer  advertía de un posible “levantón”.

En la nota escrita a mano, el propietario señalaba que estaba siendo seguido y lo querían secuestrar.

El Diario solicitó información a la Fiscalía General del Estado, pero hasta anoche no se había dado una versión oficial sobre el caso.

“No tengo reporte al respecto, ya pedí información”, contestó el fiscal general, César Augusto Peniche.

Un informe señala que el conductor del vehículo había sido parado y sometido a una revisión el pasado viernes en el cruce de las avenidas Tecnológico y Teófilo Borunda por integrantes de una corporación policiaca que conducían camionetas blancas. El hecho ocurrió el día de la visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, a esta ciudad.

Aparentemente fue detenido por no contar con matrículas expedidas por el Gobierno del Estado y como parte del operativo para retirar vehículos “chuecos”. 

El auto portaba placas de una organización “pafa”, sin embargo, llama la atención que por algún motivo no hubiera sido retirado y dos días después fuera localizado abandonado en el Periférico Camino Real con indicios de violencia en el interior y el mensaje donde  alertaba de un posible rapto.

Personal de Seguridad Pública Municipal informó que el auto tipo Beetle fue encontrado abandonado a la altura de la calle Granito.

Un oficial comentó que a lo largo del Periférico Camino Real no existen cámaras de vigilancia. 

Los oficiales mencionaron que sobre la visera se había dejado un mensaje, aparentemente por el conductor, que menciona que lo iban siguiendo y lo querían secuestrar, por lo que el caso ya es investigado por la Policía ministerial.

El auto presenta manchas de sangre en el volante y parte del tablero, por lo que se inició una investigación para indagar los hechos, según trascendió en el lugar.

El vehículo fue remolcado al Servicio Médico Forense con grúa para tomar evidencia científica que confirme la posibilidad de un delito, según se dio a conocer por preventivos que tomaron el asunto en un patrullaje.