Juárez

Chihuahua, quinto estado con mayor sobrepoblación penitenciaria

Hay mil 100 personas presas más que los espacios disponibles

Archivo / El Diario de Juárez / Cereso Estatal 3

Sandra Rodríguez Nieto
El Diario de Juárez

lunes, 04 enero 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Con mil cien personas presas más que los espacios disponibles, Chihuahua es el quinto estado de la república con la mayor cantidad absoluta de sobrepoblación penitenciaría en su sistema estatal. 

De acuerdo con el Cuaderno Mensual de Información Estadística Penitenciaria Nacional, generado por en el Órgano Administrativo Desconcentrado Previsión y Readaptación Social (OADPRS) del Gobierno federal, en Chihuahua existen nueve penales estatales que, en total, tienen siete mil 315 lugares y, hasta octubre pasado, 8 mil 415 reos.

Esta diferencia en cantidad de presos, agregan los datos, es sólo superada por la que rebasa la capacidad instalada en el Estado de México, con 17 mil 891 personas recluidas más que las camas utilizables; Puebla, con dos mil 229; Durango, con mil 645, y Morelos, con mil 588.

El desglose de los datos muestra también que, de los nueve penales en el estado, cinco presentan sobrepoblación, y que la problemática más severa está en el Centro de Reinserción Social (CRS) estatal número 1, ubicado en la capital del estado, que cuenta con mil 894 lugares y dos mil 940 reos, por lo que la demasía para la fecha del reporte fue de un 55 por ciento. 

El CRS 3, ubicado en Ciudad Juárez, cuenta con dos mil 806 lugares y tres mil 151 reos, o un 12.3 por ciento más que los espacios, proporción que en el área femenil, o CRS 2, es de un 11.5 por ciento.

En términos relativos, la entidad mostró un 15 por ciento de sobrepoblación, dato que resulta menor al de varias de las 14 entidades en las que se presenta esta problemática, como Edomex, donde la cantidad de reclusos fue más del doble que los lugares disponibles.

En esta frontera operó también hasta el domingo pasado el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 9, o “Norte”, con mil 148 personas y, hasta octubre pasado, 853 personas recluidas, las cuales fueron trasladadas a otros penales federales.

“Se cierran porque sale más caro atender a los PPL (personas privadas de su libertad) en los centros tradicionales, y son trasladados a los CPS, que son los de contratos de prestación de servicios”, indicó al respecto una fuente consultada en el OADPRS no autorizada para dar información oficial.

Los datos obtenidos agregan que estos CPS –como los ubicados en Sonora, Michoacán, Guanajuato, Oaxaca y otras entidades–, operan por debajo de su capacidad y cobran al gobierno federal al margen de la población penitenciaria que alberguen, por lo que la administración federal busca con los traslados hacer más eficiente el uso de estos recursos.

De acuerdo con Alexandrina Saucedo, vocera de la Fiscalía Especializada en Ejecución de Penas y Medidas Judiciales del gobierno del estado, el CRS 1 de Chihuahua presenta un promedio de saturación mensual estimado en un 30 por ciento por encima de su capacidad.

srodriguez@redaccion.diario.com.mx