Juárez

Celebran Día Internacional del Migrante con posada

Apoyan a cientos de personas con juguetes y comida, además de tener un tiempo de diversión

El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez
El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

miércoles, 18 diciembre 2019 | 10:37

Ciudad Juárez— Cientos de migrantes celebraron ayer el Día Internacional del Migrante, con una posada en el Centro de Atención Integral para Migrantes (CAIM), en la que los padres eligieron y envolvieron los regalos que sus hijos podrán disfrutar esta Navidad en los albergues de Ciudad Juárez.

Niños y adultos fueron trasladados de los albergues El Buen Samaritano, Respetrans, Alabanzas al Rey, Aposento Alto hasta el CAIM, donde se reunieron con los migrantes que acampaban junto al puente Paso del Norte, con quienes jugaron, comieron palomitas, tamales, chocolate, recibieron premios y disfrutaron de una función de títeres de la compañía Shutto.

La posada fue organizada por Coespo, la Organización Internacional para las Migraciones de Naciones Unidas (OIM-ONU), la Organización Mundial por la Paz, y las organizaciones estadounidenses ABARA, El Calvario y Seguimos Adelante.

“Lo que tratamos de hacer es pasar un momento agradable con las familias, con los niños, esperando también que sea un momento positivo para ellos”, destacó Dirvin García, coordinador del CAIM.

Entre los regalos que los padres eligieron un regalo para cada uno de sus hijos, los cuales ellos mismos envolvieron como regalo y marcaron con su nombre y el nombre del albergue, para que los menores puedan recibirlos en Navidad, se encontró ropa, pijamas, carritos, muñecas, además de kids escolares y muñecas de tela hechas por iglesias de Estados Unidos.

“Mi niño precioso, hicimos esta muñeca con nuestras propias manos para ti. No hay otra muñeca en el mundo como esta. Dios te ama, y nosotros estamos orando por ti. Love. Kathy, Michelle y Jani”, se leía en las muñecas de tela en las que los propios niños que las reciban deberán dibujarles el rostro.

Elizabeth Reyes, forma parte de una familia migrante de Guerrero compuesta por 13 integrantes, entre ellos siete niños, quienes desde hace dos semanas esperan en el albergue El Buen Samaritano, su turno de cruzar a Estados Unidos.

“Nos trajeron, nos iban a regalar juguetes, los estamos envolviendo para los niños, pienso que son para el 24, no sé qué día se los vayan a entregar… nosotros aquí no tenemos dinero para comprarles juguetes y que bueno que nos apoyan con juguetes para los niños, porque ellos se van a sentir muy felices”, dijo mientras envolvía los juguetes de sus hijos.

Esta será la primera Navidad que la familia pasará lejos de su casa, en un albergue, “nosotros pensábamos que no iban a tener juguetes nuestros niños, pensábamos que se iban a pasar la Navidad sin juguetes y gracias a las personas que los donaron, gracias a ellos nuestros niños van a tener una Navidad Feliz”, agradeció.