Juárez

Castigan por opacidad a Plan Estratégico

Organización recibe seis amonestaciones por negarse a entregar información

El Diario de Juárez

Javier Olmos
El Diario de Juárez

viernes, 28 junio 2019 | 09:34

Ciudad Juárez— El Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip) castigó con seis amonestaciones públicas a la organización Plan Estratégico de Juárez, por no contestar solicitudes de información a través de la plataforma de Transparencia.

La organización civil informó ayer que mantendrá bajo reserva el monto de los donativos que recibió en años anteriores, al señalar que se trata de recursos de origen privado.

Plan Estratégico de Juárez fue constituido el 17 de mayo de 2001 “con el propósito fundamental de la promoción de acciones y proyectos que favorezcan el nivel de vida de Ciudad Juárez”.

Un año más tarde, en febrero de 2002, la asociación fue autorizada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para recibir donativos deducibles del Impuesto Sobre la Renta.

El pasado 27 de mayo, el Ichitaip resolvió aplicar seis amonestaciones públicas contra Plan Estratégico al considerar que en igual número de solicitudes de información vía Transparencia, no atendía bien las respuestas al ciudadano Fabián Bañuelos Íñiguez. 

El primer acuerdo del Pleno del instituto otorgado en cumplimiento a la resolución del recurso de revisión ICHITAIP/RR-119/2019, establece que el sujeto obligado no proporcionó la cantidad de donativos, el monto recaudado y los fines para los cuales se destinaron, desde su creación hasta el 31 de diciembre de 2018.

También evadió informar el presupuesto anual desde su creación a la actualidad y sus donadores, de 2003 a 2006, muestra la resolución al recurso de revisión ICHITAIP/RR-64/2019.

Además no entregó los documentos que contienen la instalación del Comité de Ética, sus integrantes y funciones, así como las minutas de sesiones de dicho comité desde su instalación, según el acuerdo ICHITAIP/RR-118/2019.

Asimismo se reservó detallar el gasto total realizado entre 2013 y 2018, cuando recibió recursos públicos de la Fundación del Empresariado Chihuahuense (Fechac), y las versiones públicas de los documentos con información detallada sobre la nómina al cierre de cada año, durante los últimos diez años.

En entrevista con El Diario, Abel Chacón, coordinador de la Contraloría Social de la organización, dijo que únicamente se dio respuesta a dos de las seis amonestaciones públicas, una de ellas porque le faltó proporcionar el número telefónico de la coordinadora del departamento jurídico, Aracely Corral, y la aclaración de los recursos que recibió de Fechac en el año 2013.

“Sobre los donativos te puedo decir que son recursos privados y por ser recursos privados no son sujetos a ser transparentados; sin embargo, nosotros transparentamos todo en nuestra página planjuarez.org”, insistió ayer Chacón.

Señaló que el Pleno del Ichitaip consideró que no estaban bien atendidas las solicitudes en cuanto a sus respuestas, “cosa en la que tenemos alguna discrepancia, no coincidimos con la resolución”.

“Algunas cosas fueron menores, de interpretación, porque nos pedían cuestiones del personal como fotografía, currículum y contacto, nos los recurrieron porque no pusimos teléfono y la solicitud original pedía solamente un medio de contacto y pusimos correo”, explicó.

“En todas teníamos razón para haber contestado en nuestro criterio, hubo esa discrepancia por parte del instituto”, indicó Chacón.

Dijo que el recurrente jamás volvió a quejarse y “esto fue solamente la visión del instituto, pero el recurrente ya no tuvo manifestaciones en contra de nuestras respuestas”.

Señaló que solamente se solventaron las peticiones para transparentar los recursos que recibieron de la Fechac.

“Entonces que nos pidan sobre las donaciones privadas que recibimos desde años, no es aplicable, fue lo que les comentamos y en ese sentido volvimos a contestar”, agregó.

El presidente del Ichitaip, Alejandro de la Rocha, dijo que Plan Estratégico tiene la facultad de no entregar información que no tenga relación con recursos públicos, pero hay otras resoluciones en trámite, a espera del plazo para que reporten el cumplimiento.