PUBLICIDAD

Juárez

En lo que va del año

Casi 150 armas han sido usadas en 300 homicidios

Estiman cifra especialistas en criminología y agentes de AEI

Mayra González
El Diario de Juárez

viernes, 27 mayo 2022 | 12:08

Cortesía | Arma asegurada el miércoles en una revisión

PUBLICIDAD

Unas 150 armas de fuego son las que se habrían utilizado para cometer este año en Juárez alrededor de 300 homicidios, de acuerdo con cálculos basados en la cantidad de armas aseguradas por las diferentes corporaciones y la cantidad de víctimas.

Expertos en criminología y elementos de la Agencia Estatal de Investigación estiman que cada arma que hay la ciudad en promedio se utiliza en dos o cuatro asesinatos aquí y posteriormente es vendida  en otras partes del país.

PUBLICIDAD

De los 378 homicidios que han ocurrido en Juárez en lo que va del año, el 80% se ha perpetrado con arma de fuego.

De acuerdo con la información proporcionada por el departamento de Estadística de la Fiscalía de Distrito Zona Norte (FDZN), de 84 víctimas en mayo, contabilizadas hasta la noche del miércoles, 65 murieron por esa causa. 

Durante el presente año han sido aseguradas 440 armas de fuego por parte de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), la Estatal (SSPE) y la FDZN, informaron los departamentos de Comunicación Social de estas corporaciones. Esta cifra no incluye las decomisadas por la Guardia Nacional. 

El catedrático en criminología del Instituto de Ciencias de Ciudad Juárez, Manuel Adolfo Esparza Navarrete, quien fue perito en balística de la extinta Procuraduría de Justicia del Estado (hoy FGE), explicó que cuando se recuperan casquillos en una escena del crimen es porque se usó una pistola y no un revólver. Cada pistola, de los calibres grandes, puede tener hasta 15 tiros en el cargador y uno en la recámara.

“Suponiendo que fueran de 15 tiros y encontramos 20 casquillos, existe la posibilidad de que estén disparando dos personas. Lo que nos va a decir si se trata de una misma arma o un mismo tirador son las pruebas de balística”, mencionó.

Estas pruebas también determinan cuando un arma se ha usado en distintos eventos, precisó.

Indicó que si una persona es detenida en posesión de un arma, aunque no esté relacionada con homicidio, ésta va al laboratorio de balística y se coteja para ver si se ha usado en algún evento, al igual que cuando detienen a una persona por homicidio con el arma. 

 “Gran número de los casos son cometidos por un agresor, en casos un poco más especiales dos y ya los casos que son situaciones extraordinarias participan más, pero si consideramos uno a dos agresores por evento, sugiere entre una y dos armas por evento en cada uno de estos eventos. Lo que dificulta saber cuántas armas se están utilizando es que no tenemos forma de decir ‘esta arma en particular fue usada en 10 homicidios’, porque esos son datos que únicamente la Fiscalía los tiene y obviamente forman parte del proceso de investigación y no se puede revelar porque es parte del proceso para poder en un momento dado fincar responsabilidades”, mencionó.

Dijo que si se habla de 300 homicidios y se estima que un arma se utiliza en dos ocasiones, se hablaría de unas 150 armas de fuego, pero aclaró que es sólo una especulación. 

“Aunque a veces hay dos víctimas en un mismo vehículo o más, pero especulando que si el arma se utilizó por lo menos dos veces en este tiempo, hablaríamos de un aproximado de unas 150 armas, pero si hay más de un sicario se duplica, entonces es muy, muy difícil tener una cifra incluso estimada”, comentó. 

Un elemento de la Agencia Estatal de Investigación mencionó que considera que un arma de fuego se usa en un máximo de cuatro eventos en la ciudad debido a que los grupos criminales prefieren deshacerse de ellas o venderlas al interior del país para evitar que puedan ser rastreados una vez que éstas sean aseguradas por la autoridad y que a través de los exámenes de balística se determine en cuántos homicidios participaron, principalmente si se trata de hechos de alto impacto. 

“Las armas dejan un rayado en el cañón y se coteja con los proyectiles, cartuchos percutidos, etcétera que se levantan en las diferentes escenas. Los peritos tienen diferentes sistemas pero cada arma es diferente, como la huella digital, entonces si se analiza un arma decomisada puede que se vincule a diferentes eventos y se puede comprobar científicamente por medio de un peritaje”, explicó.

Mencionó que incluso en el mercado negro el precio varía dependiendo las veces que ha sido usada o lo ‘quemada’, que pueda estar.

Jesús Alejandro Minjares Sánchez, quien labora desde hace 13 años como perito y enlace de calidad en el Laboratorio de Balística Forense de Ciudad Juárez, había explicado a El Diario que todo este análisis de elementos se ingresa en una base de datos enlazado a nivel nacional, conocido como Sistema IBIS, el cual permite crear correlaciones para descubrir si esa arma fue utilizada en otros hechos delictivos.

“Cada arma tiene su propia característica, y deja un rallado distinto, el cual se va generando por el desgaste de los mecanismos de las armas. En casos muy particulares nosotros podemos establecer cuántas armas participaron en ese hecho delictivo, eso también es aparte de los análisis de balística”, señaló.

Javier Sánchez Herrera, director general de Servicios Periciales y Ciencias Forenses en el Estado, dijo que los tres calibres que han sido usados con mayor frecuencia en los homicidios cometidos este año son el .223, es decir, de arma R-15; el 7.62 x 39 mm, que es de un fusil de asalto de los conocidos como ‘cuerno de chivo’, y el 9 mm.

Mencionó que el análisis de los casquillos percutidos en las escenas del crimen es de información reservada debido a que son parte de la carpeta de investigación de cada caso.

mgonzalez@redaccion.diario.com.mx

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search