PUBLICIDAD

Juárez

Carece Federación de estrategias específicas

Sólo invita a migrantes a que acudan a refugio

Pavel Juárez / El Diario de Juárez

sábado, 12 noviembre 2022 | 06:00

Manuel Sáenz / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— A pesar de que el Gobierno federal quiere que los migrantes venezolanos se retiren del bordo del río, no tiene estrategias específicas más allá de invitarlos a refugiarse en un albergue habilitado en la ciudad.

“No hay acciones específicas, son invitaciones, más que nada. Estamos haciendo visitas para generar más confianza entre ellos. Contacto con algunos liderazgos a los que invitamos a que conozcan el Leona Vicario y hagan labor de convencimiento”, dijo el delegado estatal de los Programas para el Bienestar, Juan Carlos Loera de la Rosa.

PUBLICIDAD

El funcionario negó la posibilidad del uso de la fuerza pública para retirar a los migrantes del lugar; sin embargo, sí se propuso en reuniones del Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes (Coespam) que la Procuraduría de Defensa del Menor identifique casos de omisión de cuidados entre la población migrante en el lugar.

El jueves la gobernadora del estado, María Eugenia Campos Galván, adelantó que no se tiene ninguna estrategia para retirar a los cientos de ciudadanos venezolanos que acampan en el bordo del río Bravo.

“No los vamos a retirar, eso es definitivo. Los vamos a seguir acogiendo como seres humanos en búsqueda de una mejor calidad de vida”, dijo. Aunque desechó el uso de la fuerza para retirar a los migrantes del bordo del río Bravo, el funcionario federal señaló que brigadas de la dependencia seguirán visitando el campamento para invitarlos a que acudan a algún refugio.

Además de la estancia, dijo el funcionario federal, se busca que los migrantes venezolanos obtengan recursos económicos legales, por ello se les ayuda para conseguir un trabajo formal.

Loera de la Rosa participó en la reunión extraordinaria del Consejo Estatal de Protección y Atención a Migrantes.

En el bordo del río Bravo permanecen aproximadamente 900 adultos y decenas de menores que viven a la intemperie, dentro de pequeñas casas de campaña o en carpas construidas con cobijas y plásticos. 

A pesar de que autoridades mexicanas de los tres niveles de Gobierno les han ofrecido albergue, aproximadamente 250 de ellos se encuentran en refugios, mientras que la gran mayoría busca presionar al Gobierno de Joe Biden al mantenerse frente a su país.

En el sector El Paso, aunque los cruces irregulares disminuyeron de un promedio de 2 mil 100 personas a 790, el fin de semana pasado incrementaron a mil 500. 

Los migrantes que permanecen acampados en las inmediaciones del río Bravo han sido visitados por organizaciones civiles y funcionarios de todos los niveles de Gobierno para que se refugien en albergues, pero no han aceptado en su mayoría.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search