Juárez

‘Cambio mi voto para volver a saber de mi madre’

Increpa a gobiernos y candidatos al desconocer el paradero de Claudia Antonina, desaparecida hace 14 años

Archivo / El Diario de Juárez / El 29 de septiembre del año pasado esparcieron en la sierra de Juárez las cenizas de doña Modesta

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

jueves, 03 junio 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— “Cambio mi voto para que me regresen a mi madre desaparecida”, pidió a los candidatos Diana Núñez, hija de Claudia Antonina Núñez Gómez, de quien no se sabe su paradero desde el 27 de agosto de 2007, cuando tenía 32 años de edad.

La madre de familia fue vista por última vez en la colonia Plazuela de Acuña de esta frontera, hace 14 años; y desde entonces sus hijos Diana Claudia y José Fernando, quienes actualmente cuentan con 23 y 19 años de edad, continúan esperándola. 

Tras la desaparición de Claudia Antonia, Modesta Gómez, abuela materna de Diana y José, se encargó de ellos y de vivir para buscar a su hija, pero murió en septiembre del año pasado sin tener rastro sobre su paradero, por lo cual la familia continúa en la búsqueda. 

Ante la próxima jornada electoral en las que se escogerá gobernador del Estado y presidente municipal, entre otros cargos públicos, y la omisión de los candidatos de ofrecer atender las desapariciones de personas, Diana les ofreció su voto a cambio de que le regresen a la mujer que le dio la vida.

“Cambio mi voto para volver a saber de mi madre, ya entréguenmela, ya sea como sea. Ya 14 años y nunca nos dicen nada. Cambio mi voto para que me entreguen a mi madre, viva o muerta, como sea pero ya estuvo de tanto dolor que sentimos mi hermano y yo”, escribió en redes sociales la joven juarense. 

“Yo y mi hermano cambiamos nuestros votos por mi madre, a ver si los pinches gobiernos corruptos hacen algo”, dijo quien hace nueve meses espació las cenizas de su abuela en la sierra de Juárez. 

Al grito de “¡porque vivas se las llevaron, vivas las queremos!”, las cenizas de “doña Modesta”, como la llamaban cariñosamente las madres de otras mujeres víctimas de desaparición y asesinato en Ciudad Juárez, fueron esparcidas entre pétalos de flores en la cima de una colina ubicada cerca del llamado cerro “Del caballo”, a la altura del kilómetro 30 de la carretera a Casas Grandes, en donde pidió ser despedida para seguir buscando eternamente a su hija. 

Irma Beatriz González, hermana de Marisela González Vargas, quien fue “levantada” frente al Cereso de Ciudad Juárez, el 26 de mayo de 2011, a los  26 años de edad, también lamentó que aunque gobiernos les han prometido un alto a las desapariciones y buscar a sus familiares, después de una década ellos siguen en la tarea. 

Según datos del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas, desde 2008 hasta el viernes 28 de mayo de 2021 había reportadas 753 personas desaparecidas y no localizadas, 631 de ellas hombres y 122 mujeres.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx