Juárez

Cambia de rector el Seminario Conciliar

El padre Jesús Manríquez llega en sustitución de Juan Manuel Orona

Carlos Sánchez / El Diario de Juárez / El Seminario conciliar de Ciudad Juárez, en cuadro Jesús Manríquez

Luis Carlos Cano C.
El Diario de Juárez

lunes, 31 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Tras 15 años de servicio al frente del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, el sacerdote Juan Manuel Orona dejó el cargo de rector de la institución como parte de los cambios que recientemente llevó a cabo el obispo de la Diócesis de Ciudad Juárez, José Guadalupe Torres Campos.

La llegada del nuevo rector, el padre Jesús Manríquez, se dio a conocer por el obispo Torres Campos luego de la misa de conclusión de curso 2020-2021 del Seminario Conciliar de Ciudad Juárez, así como también informó de otros cambios en el presbiterio local.

Aún no se ha dado a conocer la nueva responsabilidad del padre Juan Manuel Orona, tras dejar la rectoría del Seminario Conciliar, llamado el corazón de la diócesis, informa el periódico diocesano Presencia.

De acuerdo con los cambios ordenados por el obispo Torres Campos, el padre Jesús Manríquez sucederá al padre Juan Manuel Orona en el cargo de rector del Seminario Conciliar, institución a la que también llegará el padre Francisco Galo Sánchez Ochoa como nuevo director espiritual de la Facultad de Teología.

El obispo nombró como nuevo párroco de Nuestra Señora del Carmen al padre Armando Benavides, en sucesión del padre Galo, mientras que el nuevo párroco de Santo Niño de Atocha es el padre Roberto Ramos.

En la cuasiparroquia El Señor de los Milagros, que estaba a cargo del sacerdote Roberto Ramos, fue asignado como párroco el padre Jesús Salinas Lucero, quien fungía como vicario en El Señor de la Misericordia.

Otro nombramiento es el del padre Sergio Hernández, quien se ocupa de la parroquia Cristo Redentor, comunidad que sufrió la pérdida del anterior párroco, el padre Daniel Payán, y era administrada por el encargado de Cristo Rey.

También fue nombrado por el obispo Torres Campos el nuevo responsable de la parroquia Jesús Príncipe de Paz, cargo que recae en el padre Gustavo Balderas, quien estaba como vicario de Santa Teresa de Jesús.

La comunidad de Príncipe de Paz sufrió la pérdida de su párroco, el padre Armando Delgado, quien falleció en noviembre pasado.

Como parte de los cambios efectuados por el obispo, fue nombrado vicario de Santa Teresa el padre Carlos Alejo, que estaba en funciones en la parroquia Nuestra Señora del Carmen.

En otro de los movimientos en la diócesis, el padre Luis Soriano fue designado vicario de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, mientras que el diácono transitorio Iván Flores fue asignado como colaborador en la parroquia Santa María Magdalena, en ciudad Ahumada, por lo que deja su cargo como auxiliar de economía en el Seminario Conciliar.

Los diáconos transitorios recién ordenados, Diego García y Andrés Villalobos, fueron designados auxiliares en la parroquia San Pedro de Jesús Maldonado, mientras que Francisco Bueno fue ratificado como auxiliar en la parroquia Inmaculado Corazón de María.

Asimismo, los diáconos permanentes Arturo Vázquez y J. Guadalupe Segura van como vicarios, el primero a Santa María Goretti, Casa del Migrante y Mausoleo, y el segundo a la parroquia Santa Cecilia.