Cae fervor patrio

Reportan comerciantes tres años de ventas bajas en artículos para celebrar la Independencia

Verónica Domínguez/
El Diario
martes, 10 septiembre 2019 | 06:00
Omar Morales |

Pese a que la fecha de las fiestas de Independencia está cercana, vendedores de objetos alusivos a la celebración dijeron que sus ventas han disminuido hasta en un 70 por ciento los últimos tres años.

“La gente ya no quiere comprar, yo tengo 12 años vendiendo y el interés por los artículos ha caído paulatinamente, no he vendido ni el 30 por ciento de lo que vendía hace doce años”, dijo Juan González.

El comerciante ofrece sus productos en el cruce de las avenidas Vicente Guerrero y Tecnológico.

Desde que inició septiembre, los vendedores se instalaron en algunos puntos de la ciudad, en donde hay más flujo de vehículos; sin embargo, ha sido poco el interés por adquirir esos objetos a pesar de la amplia gama de productos que ofrecen, que van desde banderas hasta vestidos, según expresaron.


Gobierno provoca que baje el patriotismo, dicen

“Mis ventas bajaron todavía más el año pasado, vendo un 30 por ciento de los que vendía antes, la gente dice que no quiere consumir algo así; yo creo se acabó el patriotismo, ya nadie quiere a la patria por el mal comportamiento de los gobiernos, los clientes dicen así”, manifestó González.

Banderas, juguetes, ropa y accesorios fueron traídos de la Ciudad de México y Toluca para ofrecerse a los ciudadanos, y aunque son productos elaborados por manos nacionales pocas personas los compran.

“La verdad no compro mucho de eso, no dan ganas de poner ni una banderita en el carro, es mejor ser buen ciudadano que andar enfiestándose y causando escándalo en la vía pública poniendo el pretexto de que es un día festivo, ya no estamos para fiesta y borrachera con todo lo que está pasando, es mucho peligro andar en la calle”, dijo Manuel Jiménez, un conductor que circula de manera diaria por ese crucero. 

Por su parte Juana, una vendedora que instaló sus artículos patrios en el cruce de la avenida Antonio Bermúdez y bulevar Tomás Fernández, comentó que desde que colocó los objetos no ha tenido buenas ventas.

Juana tiene vendiendo en ese crucero desde hace tres años juguetes, ropa, rebozos, banderas y accesorios que trae de la Ciudad de México.

Comentó que son los clientes quienes preguntan antes de comprar de dónde es la procedencia de los artículos, porque no quieren lo elaborado en China, prefieren que el producto sea mexicano. 

“No hay venta, estamos para llorar porque desde que empezamos ha bajado, no vendemos ni la cuarta parte de lo que vendía hace tres años”, dijo la comerciante.

Añadió que el día festivo toca en fin de semana, y ese es un motivo por el que las personas no compran. 

“La gente no trabaja, y cuando trabaja es entre semana, y de perdida se llevan cualquier detallito porque tienen que llevar al trabajo, pero ahorita no creo que se vaya a vender”, refirió Juana. (Verónica Domínguez / El Diario)


[email protected]