Buscarán unificar métodos

Asegura representante del Gobierno del Estado que harán ‘acción correctiva’

Pável Juárez
El Diario
jueves, 11 abril 2019 | 06:00

Luego del surgimiento de señalamientos en relación a que operarios del 911 no contestaron llamadas de emergencia que realizaron vecinos del parque donde murió la estudiante de la UACJ Dana Lozano, el Gobierno del Estado y Municipio buscarán unificar métodos de respuesta inmediata.

“Vamos a investigar qué sucedió, porqué no había gente disponible para contestar, si existen los registros de esas llamadas de emergencia, quiénes estaban en el lugar  y que actividades estaban desempeñando, necesitamos una acción correctiva”, dijo el subsecretario del Gobierno estatal en Juárez, Mario Dena Torres.

De acuerdo a versiones que se ventilaron en la declaración que el sospechoso del crimen presentó al Ministerio Público, por lo menos dos personas, una mujer y un guardia de seguridad del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICB) llamaron al número de emergencias 911, pero no contestó nadie.

“Trataremos de buscar cómo fortalecer el C4 y el Ceri, armar un proyecto conjunto para ese centro de atención, tenemos que ver qué clase de situaciones provocan que no se contesten las llamadas”, señaló el funcionario.

Actualmente el servicio de emergencia 911 es operado por el C4, a cargo del Gobierno del Estado; una vez atendida la llamada, el reporte se pasa al Ceri para que la Policía municipal, Rescate o Protección Civil municipal acudan al lugar de la emergencia.

“El 911 no es manejado por nosotros, es el C4 desde donde se contesta, luego nos pasan el reporte y nosotros lo atendemos, no es una justificación para no contestar, la idea es tener nosotros mismo el manejo de los operadores del C4 y Ceri en el mismo lugar”, explicó el presidente municipal, Armando Cabada Alvídrez.

Al mes el servicio de emergencia 911 recibe alrededor de cuatro mil llamadas de las cuales solamente el 20 por ciento son situaciones reales, dio a conocer.

El martes, el sospechoso decidió no rendir declaración ante el juez. La continuación de la audiencia quedó programada para el viernes a las 10 de la mañana y se le impuso al acusado la medida cautelar de prisión preventiva.