Juárez

Buscarán apoyo psicológico para agentes

El funcionario descartó que tras este caso se les retiren las armas de cargo a los agentes

Mayra Selene González
El Diario de Juárez

miércoles, 05 mayo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Tras el suicidio de una agente de la Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género (FEM), el fiscal general del estado, César Augusto Peniche, dijo que la representación a su cargo solicitará un mayor número de plazas de psicólogos para brindar apoyo a los agentes que lo requieran.

El funcionario descartó que tras este caso se les retiren las armas de cargo a los agentes debido a que estas son inherentes al puesto y forman parte de la actividad que desarrollan las 24 horas de día.

“Lamentablemente el trabajo que realizamos es un trabajo en el cual hay un elevado nivel de estrés y lamentablemente también la cuestión familiar tiende a afectarse”, dijo en relación al suceso ocurrido la tarde del sábado en Ciudad Juárez.

Peniche indicó que los exámenes psicológicos se realizan en dos ocasiones cada ciclo, uno de ellos el del Centro de Control de Confianza y otro para licencia de portación de arma que es cada año, por lo que en un ciclo de tres años son evaluados cuando menos en cuatro ocasiones.

Sin embargo, fue cuestionado ante el hecho de que los agentes mencionan que los únicos exámenes psicológicos que se les realizan son con la finalidad de comprobar su confiabilidad para desempeñar el puesto y no como apoyo ante situaciones difíciles que pudieran atravesar.

 “Ya habíamos iniciado un proyecto en el Centro de Control de Confianza para dar apoyo o brindar acompañamiento a los compañeros, todavía es un proyecto de poco alcance y ahora lo que vamos a hacer es buscar que nos autoricen un mayor número de plazas de psicólogos para esa función en específico, porque ahorita todo lo demás ha sido crecimiento, sí, pero en la parte sustantiva, ahora necesitamos efectivamente un crecimiento también pero en la parte del acompañamiento”, mencionó. 

Jesús Nazareth González, psicoterapeuta y presidente del Instituto Mexicano de Suicidología, destacó la necesidad de que los altos mandos se hagan responsables no sólo del nivel de confianza de los agentes, sino de los exámenes de personalidad para detectar su inteligencia emocional asociados a las personas que atienden a la población en general.

Dijo que la depresión que padece un servidor público puede contaminar los procesos de las demás personas.

Además del riesgo de suicidio que genera la depresión ya que a nivel mundial cada 40 segundos una persona se quita la vida.

“Claro que lamentablemente a veces este tipo de cuestiones internas son silenciosas y no nos percatamos hasta que suceden los hechos, pero sí es un tema que vamos a tomar en consideración para brindar un mejor acompañamiento a los compañeros”, dijo el fiscal.