Juárez

Buscan prohibir uso de animales a fierreros

Programa de motocicletas falló debido a que la mayoría de los que se dedican a esa actividad son personas adultas, mencionan

Omar Morales / El Diario de Juárez / En la mayoría de los casos sobrecargan y maltratan a los caballos, revelan

Araly Castañón
El Diario de Juárez

lunes, 18 mayo 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— La Dirección de Ecología promoverá la prohibición del uso de caballos y asnos en las actividades de fierreros-botelleros, debido a que en la mayoría de los casos los sobrecargan y maltratan.

Para ello se tiene que modificar el Reglamento de Ecología y Protección al Ambiente del Municipio de Juárez.

“Les estoy haciendo un exhorto a los regidores para que nos ayuden a cambiar el Reglamento y que se prohíba esa actividad de fierreros con caballos y burros”, declaró la titular de la dependencia, Margarita Peña Pérez.

Anotó que a inicios de la administración municipal anterior se intentó sacar a los caballos y burros de esta actividad con un programa de motocicletas, las cuales se dieron en comodato a los recolectores de fierros, pero no funcionó.

“Esas motos son las que está utilizando ahorita Servicios Públicos Municipales para atención de parques y sanitización y todo eso”, mencionó.

Expuso que el proyecto de sustituir los animales por esas unidades no prosperó, porque la mayoría de los que se dedican a esa actividad son personas adultas, “y no se hallaron con la tecnología”.

Además, dijo que en muchas de las calles donde trabajan hay pendientes y para los fierreros-botelleros era complicado maniobrar la motocicleta.

“Estoy consciente que al prohibir esta actividad para los caballos y burros debemos presentar opciones para los ciudadanos porque sí ayudan a limpiar los patios y deshacernos de cosas que uno ya no quiere”, agregó.

Expuso que una opción es el programa de Destilichadero que tiene la Dirección de Servicios Públicos Municipales.

Para sustituir a los animales que jalaban las carretas con tiliches, el Municipio adquirió, en 2018, 20 motocicletas con una inversión de casi un millón de pesos, de acuerdo con datos oficiales.

El programa se puso en marcha en marzo del 2018 y al inicio se intercambiaron nueve motos por caballos y burros.

El veterinario que atendió a los nueve animales que se entregaron, Sergio Humberto Jurado Escobar, declaró entonces que se encontraban en condiciones de maltrato, desnutridos y deshidratados.

Recibieron atención médica y algunos tenían daños renales y hepáticos, se informó. Luego de la atención se enviaron a granjas particulares para su cuidado.

acastanon@redaccion.diario.com.mx