Juárez

Buscan prevenir acoso en universidades

Investigadoras de la UACJ concretan protocolo de atención

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

viernes, 24 septiembre 2021 | 11:35

Archivo / El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— Hace cinco años un grupo de maestras de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ) comenzó una investigación sobre el acoso y la violencia de género en las instituciones de nivel superior, que este año se concretó con la propuesta de un Protocolo de Atención, Prevención y Sanción del Hostigamiento y Acoso Sexual y el programa institucional “Hacia una universidad libre de género”. 

“Fue en el 2016 cuando comenzamos a pensar en la importancia de mirar hacia adentro. Nosotras hemos trabajado temas de género y temas que tienen que ver con la violencia de género en otros espacios, pero llegamos a la conclusión de que era muy importante que hiciéramos una reflexión hacia nuestra propia universidad”, dijo la investigadora de la UACJ Patricia Hernández. 

En el proceso, las docentes se dieron cuenta de la importancia de iniciar con un trabajo de sensibilización y, sobre todo, de nombrar las cosas, pues sólo así sería posible admitir que en la UACJ –al igual que en el resto de las universidades del país– existen tanto el acoso como el hostigamiento sexual. 

La investigación inició con la propuesta “Hostigamiento y acoso sexual en el espacio universitario: formas, abordajes y percepciones estableciendo las conexiones para su atención, prevención y sanción”, cuyo objetivo principal era conocer de qué manera la UACJ y la Universidad Autónoma de Chihuahua abordaban la problemática, cuáles eran los desafíos y las percepciones de toda la comunidad universitaria. 

En el trabajo de campo las docentes constataron que existía la violencia de género en contra de las mujeres y de algunos hombres pertenecientes a las diversidades sexuales, además de que ocurría de una forma naturalizada, es decir, el hostigamiento y el acoso sexual era tan recurrentes que estaban normalizados y, por lo tanto, no reconocidos como una forma de violencia. 

Con el tiempo definieron tanto los aspectos generales como particulares en que ocurre la violencia de género, por ejemplo, detectaron que hay diversos factores que influyen para que se agreda de distintos modos a cada persona, como la edad, la clase, la jerarquía laboral, pues no se presenta de la misma forma el acoso si se trata de una docente o una empleada manual. 

Por ello, buscaron dar forma a una propuesta de prevención, atención y sanción del acoso y hostigamiento sexual; de ahí reconocieron que no sólo hacía falta un protocolo, sino también una agenda de género con una perspectiva feminista y enfoque participativo, además de la inclusión de las mujeres en los puestos de dirección. 

“Por eso decimos que es una propuesta feminista, porque tenemos que empezar por reconocer que no transitamos de manera igualitaria los hombres y las mujeres por el espacio universitario. Hay un techo de cristal”, dijo Patricia Hernández, coordinadora de la Maestría de Ciencias Sociales para el Diseño de Políticas Públicas. 

Una agenda de género, señaló la investigadora, es un asunto de hombres y mujeres que impacta de forma positiva en la vida cotidiana de la comunidad universitaria, compuesta no sólo de docentes y estudiantes, sino también de personal administrativo y trabajadores manuales. 

Por ello, la propuesta no se limitó a la creación de un protocolo de atención, prevención y sanción: se debió partir del programa institucional “Hacia una universidad libre de violencia de género”, que propone una campaña permanente de sensibilización a través de actividades artísticas y culturales con conferencias, foros de discusión, debates, performance y otras actividades. 

“Nosotras creemos que se debe generar una política institucional y que debe haber espacios institucionales, que se debe expandir el área de incidencia y que tiene que haber una campaña permanente”, dijo la investigadora, y además explicó que la propuesta ya fue entregada y revisada por el abogado general de la UACJ. 

La última etapa de la propuesta será en noviembre de este año cuando el Consejo Universitario haga la revisión correspondiente, de aprobarse se tendrán que asignar recursos para la atención de la violencia de género de la universidad e incluso crear una unidad de atención y sanción que esté a cargo de personal profesional.

agomez@redaccion.diario.com.mx

close
search