Juárez
‘Esto parece una guerra’

Balacera entre policías y sicarios dejó seis muertos

Enfrentamiento entre agentes de CES y PF con pistoleros en la carretera a Casas Grandes desata terror entre ciudadanos

Staff / El Diario de Juárez / Una patrulla con disparos en el parabrisas

Staff
El Diario de Juárez

sábado, 22 febrero 2020 | 10:52

Un enfrentamiento a balazos entre delincuentes y agentes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y de la Policía Federal, que duró casi dos horas, dejó seis hombres sin vida y tres lesionados. Uno de los heridos es un elemento estatal, informó el fiscal de la Zona Norte, Jorge Nava López.

La CES confirmó que durante las balaceras, ocurridas ayer en tres puntos de la carretera a Casas Grandes, quedaron cinco civiles muertos en una casa de seguridad de dos pisos y uno más en un cerro.

Algunos vecinos compartieron videos en redes sociales en donde se escuchan cientos de disparos de rifles de alto poder. “Esto es una guerra en el kilómetro 29”, expresó uno de los testigos.

En otro de los videos se observa que alumnos y maestros de una escuela primaria de la zona se tiran al piso ante los disparos. 

Alrededor de las 2:46 de la tarde policías de los tres niveles de gobierno se movilizaron hasta el kilómetro 27 de la carretera a Casas Grandes, debido al llamado de apoyo de dos elementos de la Comisión Estatal de Seguridad que fueron agredidos a balazos.

En pocos minutos atendieron la solicitud de auxilio decenas de agentes de la Fiscalía General del Estado y policías municipales, ya que los estatales reportaron el ataque por la radiofrecuencia, el cual siguió hasta el kilómetro 29.

El informe señala que en el ataque participaron al menos seis hombres armados que viajaban en dos vehículos, uno de ellos un Focus color blanco cuyos ocupantes se atrincheraron en una vivienda de dos pisos que se encuentra sobre la calle Crisóforo Caballero.

Los delincuentes recibieron a balazos a los agentes, por lo que prácticamente el lugar se vio rodeado de policías de las tres niveles de gobierno.

Para las 3:28 de la tarde seguía el llamado de apoyo, ya que los hombres se mantenían refugiados en la vivienda, la cual quedó con cientos de disparos en las paredes y ventanas.

Mientras tanto un elemento de la Comisión Estatal de Seguridad herido en las piernas fue trasladado a recibir atención a un hospital privado y por la noche fue llevado al Hospital General.

Decenas de policías cerraron la circulación de vehículos sobre la carretera en ambos sentidos, mientras que los vecinos del sector se refugiaban en sus casas.

A los pocos minutos los videos de testigos empezaban a ser publicados en redes sociales. 

“Esto parece una guerra”, es así como un usuario de Facebook describió el momento en que ocurría el enfrentamiento, y de fondo se escuchan múltiples ráfagas de armas de fuego.

Uno de los vecinos hizo una narración sobre el movimiento policiaco, en donde señala que la balacera se registraba en una casa de dos pisos.

“Ésas son detonaciones, son balazos de alguien que debe de estar drogado y va pasando; ya están llegando todas las patrullas. Esto es una cuestión de preocupación, de miedo,” dice en la grabación.

Después se escuchan varias descargas de rifles de alto poder y expresa: “Santo Dios, en nombre de Cristo, la sangre de Cristo”.

Relata que eran detonaciones en la casa de dos pisos. “Están llegando muchas patrullas y las están recibiendo a balazos”.

En otro video que fue difundido por redes sociales se observa a varios policías protegiéndose entre las paredes de las casas y en las unidades de Policía.

“Tiren, tiren”, se escucha que grita uno de los policías que a su vez conmina a sus compañeros a que se agachen.

Minutos después se escucha que otro de los elementos grita “ya no tiren”, sin embargo se oyen más descargas de armas de alto poder.

En el lugar quedó el automóvil Focus con impactos de bala y otras dos unidades también con orificios de proyectil de arma de fuego.

Minutos después de la 4:00 de la tarde uno de los hombres atrincherados corrió para escapar hacia un cerro cercano, donde quedó sin vida en el intercambio de disparos con los policías. 

Un informe señala que presuntamente esta agresión está relacionada con una intervención realizada el mes pasado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, en la que arrestaron a un presunto integrante del grupo criminal “Los Mexicles” identificado como Jesús Alfonso R. G., de 36 años.

Esta persona presuntamente es hermano de uno de los líderes del grupo delictivo.

El reporte de la Policía refiere que la detención fue realizada el 6 de enero, después de que agentes municipales interceptaron una camioneta Chevrolet Silverado color café, sin placas de circulación, que era conducida “de manera inapropiada”.

La unidad circulaba por el cruce de las calles Manuel Tamborel y carretera a Casas Grandes, en la colonia Villa Esperanza.

Hasta anoche esta información no había sido confirmada por la Fiscalía General del Estado. (Staff / El Diario)

redaccion@redaccion.diario.com.mx