Bajan ventas en el Monumento por regreso a clases

Para los vendedores es una opción de un ingreso extra y para los clientes el hacerse de alguna antigüedad o de un objeto de los que ya no salen a la venta

Luis Carlos Cano
El Diario de Juárez
lunes, 09 septiembre 2019 | 06:00
Carlos Sánchez / El Diario de Juárez |

Ciudad Juárez— Carmela quería comprar un disco de Juan Gabriel que tiene canciones que le gustan y no está en su colección, pero antes de desembolsar los 250 pesos que le pedían por él, la pensó y decidió que mejor dejaba ese dinero para comprar útiles escolares que aún le faltan a su hijo, que este ciclo escolar cursa el cuarto grado de primaria.

Así está la situación para vendedores y clientes que con frecuencia acuden al llamado Bazar del Monumento, un espacio donde los domingos se ofrecen en venta distintos tipos de artículos usados y algunos nuevos.

Para los vendedores es una opción de un ingreso extra y para los clientes el hacerse de alguna antigüedad o de un objeto de los que ya no salen a la venta; sin embargo, para ambos, el regreso a clases les ha afectado, pues unos no venden como lo quisieran y los otros no tienen mucho para comprar, de acuerdo con lo que comentaron ayer personas que acudieron a esta plaza situada en la zona Centro de la ciudad.

De acuerdo con vendedores y clientes, la llegada a clases siempre les afecta, pero aun así, algo queda para darse el gusto de vender y comprar artículos usados que a muchos gustan.

Por ahora mejor compró otro disco más barato, de otro cantante, porque los de Juan Gabriel están más caros, comenta Carmela Sánchez, quien con frecuencia va al Bazar del Monumento a pasear y de pasada comprar algún artículo que le guste.

Dice que a pesar de que ya le compró a su hijo casi todo lo que necesita para la escuela, le faltan algunas cosas, por eso, al menos ahora, mejor compra algo barato en el Bazar y ya después buscará de nuevo el disco que le gusta.

Eso está pasando con algunas personas, les gusta el disco de algún artista, pero no lo llevan porque se les hace caro y prefieren comprar lo que necesitan sus hijos para la escuela, comenta Jesús Ramírez, quien los domingos aprovecha para buscar un ingreso extra y acude al Bazar del Monumento a vender parte de los discos de acetato que tiene, además de algunos discos compactos y uno que otro aparato de música.

Las ventas bajan siempre cuando es la época en que inicia el ciclo escolar, se mejoran ya en octubre, pero siempre vendemos algo, no mucho, dijo Gerardo Aguilar, quien tiene cerca de siete años vendiendo en este bazar.

Además de discos y libros, en el Bazar del Monumento se pueden encontrar pinturas, juguetes, artículos de cocina, perfumes, pulseras, herramienta de jardinería, joyería, relojes y hasta plantas, como las que vende el señor Jesús Escobedo, que ofrece principalmente sábila y plantas del desierto en macetas pequeñas que cuestan desde los 15 hasta 50 y 120 pesos, según el tamaño.