Juárez

Ayúdenme a buscarla, clama novio de Johanna

Le aseguró también que ella tuvo comunicación con él el lunes 19 de abril

Cortesía / La ecuatoriana

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 01 junio 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— “Ayúdenme a buscarla, su familia está sufriendo mucho”, pidió a los habitantes de Ciudad Juárez y el Valle de Juárez Javier Quichimbo, el novio de la ecuatoriana Johanna Maribel Tapia Domínguez, de 32 años de edad, desaparecida desde el 17 de abril pasado.

Después de tres años de noviazgo, Johanna viajó desde Guayaquil hasta Ciudad Juárez con el sueño de cruzar la frontera y poder reunirse con su novio en Boston, pero su familia y su novio temen que haya sido raptada por los propios traficantes de personas que la llevarían hacia Estados Unidos.

La última vez que su familia tuvo contacto con ella fue el sábado 17 de abril, cuando la mujer ecuatoriana les habló para decirles que ya iba a cruzar por el desierto. 

Ese mismo día habló con Javier, su novio, a quien le relató que estaba con un grupo de migrantes, encerrada en una bodega, en El Porvenir, de donde saldrían por el desierto hacia Estados Unidos, pero que el “coyotero”, como le llaman en Ecuador a los traficantes de personas, les había pedido que apagaran sus celulares hasta llegar a Dallas.

Al dejar de tener información sobre Johanna, su hermana Concepción se contactó con el coyote, quien le dijo que cuando iban por el desierto ella les pidió que continuaran porque ella ya no podía caminar más, y que aunque algunos de sus compañeros le pedían que continuara y ellos la cargaban, ella les dijo que le dolían mucho los pies.

Según lo que el coyote le narró a Concepción, él le pidió a Johanna que se quedara en medio del desierto y que si no regresaba por ella antes de las 9:00 de la noche se entregara a los agentes de migración, pero que ella se fue a las 6:00 de la tarde.

Le aseguró también que ella tuvo comunicación con él el lunes 19 de abril a las 4:00 de la tarde y el mares 20 a medio día, para decirle que estaba escondida y que sólo veía un punto rojo, por lo que él le pidió que saliera al punto rojo y ahí le hablara para ir por ella, lo cual según el hombre nunca ocurrió.

El coyote le compartió a Concepción una ubicación que lleva a 195 kilómetros de distancia de Ciudad Juárez, casi 40 horas caminando, en el desierto de Estados Unidos, cerca del contado de Hudspeth, Texas.

El novio de Johanna narró ayer a El Diario que él habló con otros migrantes que iban con la sudamericana, quienes le dijeron que ella decía que le dolía todo el cuerpo y que ya no podía continuar; sin embargo, Javier ya pidió la ayuda de la embajada de Ecuador y de la Patrulla Fronteriza, quienes le aseguran haber rastreado la ubicación proporcionada por el coyote y no haberla encontrado.

“No la encuentran ni viva ni muerta”, lamentó Javier, quien pidió la ayuda de los juarenses para encontrarla.

Aunque la familia ya pidió el apoyo de la Fiscalía General en Guayaquil para interponer la denuncia por desaparición, les dijeron que no podían hacer nada porque la desaparición fue en otro país.

La organización de asesoría legal 1800Migrante.com está apoyando a la familia, por lo que si alguna persona tiene información que ayude a encontrarla puede comunicarse a los teléfonos (099) 513-5222 en Ecuador o al 1 (631) 408-1994 en Estados Unidos.

“Por favor ayúdennos a encontrar a mi hermana, es algo muy angustiante”, pidió Concepción Tapia, quien dijo que su hermana cumplirá 33 años de edad el próximo 29 de junio.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx