Juárez

‘¡Ayuda!’, ‘¡no, no se vayan!’

Niño migrante es abandonado entre el río Bravo y el muro fronterizo

Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez / Una pareja fue la que dejó al niño de 5 años
Hérika Martínez Prado / El Diario de Juárez / Una pareja fue la que dejó al niño de 5 años

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

sábado, 29 mayo 2021 | 10:51

Ciudad Juárez— Entre gritos ahogados por su llanto, un niño migrante de 5 años fue abandonado la noche del jueves entre el bordo del río Bravo y el muro fronterizo para que se entregara solo a los agentes de la Patrulla Fronteriza y supuestamente pudiera reunirse con sus padres en Estados Unidos. 

“¡Ayuda!”, “¡no, no se vayan!”, gritaba el pequeño migrante abrazado a un muñeco de peluche, parado en los límites de la frontera entre México y Estados Unidos, por la que han cruzado solos más de 50 mil 624 menores no acompañados durante 2021, 9 mil 363 de ellos a través del sector El Paso, según las cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés). 

Luego del cruce en grupos de cuatro mexicanos y al menos 29 haitianos, entre adultos y niños, de Ciudad Juárez a El Paso, una pareja provechó la oscuridad de la noche para enviar al menor solo a Estados Unidos. 

Después de hablar con el niño y darle indicaciones de que caminara del otro lado del muro fronterizo, la mujer lo tomó en sus brazos y cruzó el río internacional, en el que el agua apenas mojaba sus tobillos.

En medio de la oscuridad,  con las lámparas que iluminan por sectores los barrotes de acero reforzados con alambre de púas y el reflejo de una Luna que mostraba todavía el resplandor de la Luna llena de una noche anterior, la silueta del pequeño niño aparentemente de origen mexicano destacaba en la frontera al igual que el eco de su llanto. 

Las súplicas del infante hicieron regresar en el primer intento a la mujer, quien volvió a cruzar el río que en México lleva el nombre de río Bravo y en Estados Unidos de Río Grande, pero después de hablar con él volvió a dejarlo en el bordo estadounidense para luego salir corriendo hacia la ciudad. 

Primero el niño corrió abrazado de su muñeco de peluche pidiendo “¡ayuda!” hacia Estados Unidos, Pero al verse solo, en medio de la noche, junto a los vagones del tren binacional parado y el muro fronterizo, el niño migrante comenzó a llorar una vez más pidiendo a la pareja que no se fuera y que no lo dejaran solo ahí. 

Esta vez nadie regresó por él, pero en menos de un minuto quien acudió en su auxilio fue un agente de la Patrulla Fronteriza a bordo de una unidad, de la que descendió para agacharse a su altura, tranquilizarlo y preguntarle cómo había llegado ahí.

Ante la presencia del agente fronterizo el pequeño calmó los gritos y subió a la camioneta blanquiverde, hacia un albergue para menores no acompañados en espera de reunirse con sus padres, quien aparentemente viven en Estados Unidos. 

De acuerdo con las últimas estadísticas dadas a conocer por CBP, de enero a abril fueron detenidos 63 mil 55 migrantes tras cruzar la frontera por entre México y Estados Unidos por el sector El Paso, de los cuales 9 mil 363 eran menores no acompañados. 

Del total de los niños y adolescentes que ingresaron al vecino país sin la compañía de un adulto 6 mil 142 eran de origen guatemalteco, equivalentes al 65.60 por ciento; mil 432, el 15.29 por ciento, eran de Honduras; 682 eran mexicanos, 7.28 por ciento; 545, equivalentes al 5.82 por ciento, eran de origen salvadoreño, y 562 menores más que cruzaron por las fronteras con Chihuahua eran de otras nacionalidades, los cuales representaron el 6 por ciento restante. 

En enero fueron mil 92 los menores no acompañados detenidos en la frontera estadounidense, en febrero mil 948, en marzo sumaron 3 mil 372 y 2 mil 951 durante abril, por lo que en promedio durante 2021 ha cruzaron a Estados Unidos por el sector El Paso un niño y adolescente no acompañando cada 18.45 minutos.