Juárez

Aún sin tipificarse caso Cabanillas como feminicidio

Según la Fiscalía Especializada de la Mujer es necesario identificar a los agresores

Archivo / El Diario de Juárez

El Diario de Chihuahua

jueves, 06 febrero 2020 | 17:05

El asesinato de Isabel Cabanillas, activista que fue localizada muerta el 18 de enero, aún no ha sido tipificado como feminicidio, ya que según la Fiscalía Especializada de la Mujer, es necesario identificar a los agresores. 

El asesinato de Isabel Cabanillas cobró relevancia nacional debido a la labor activista de la joven quien participó en movilizaciones en pro de los derechos de las mujeres. Respecto al caso de Isabel Cabanillas De la Torre, la artista y activista asesinada en Ciudad Juárez el 18 de enero, luego de las investigaciones, aún no es considerado feminicidio, pero según la Fiscalía Especializada de la Mujer no se ha descartado, por lo que hasta ahora es un homicidio, pero la limitante es que no ha sido identificado al agresor o los agresores. 

La información de la FEM fue en el sentido de que fue localizado el cuerpo de una mujer con heridas de bala en pectoral, la madrugada del 18 de enero a las 3:00 horas, en calles Inocente Ochoa y Francisco I. Madero. 

Luego de pocas horas se pudo determinar que era la joven, quien se había destacado como artista y activista en pro de los derechos de las mujeres. Tenía apenas 26 años y deja a una hija sin su madre. En el Código Penal Federal el feminicidio se encuentra tipificado en el artículo 325, el cual establece lo siguiente: 

“Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: La victima presente signos de violencia sexual de cualquier tipo. 

A la víctima se le hayan infligido lesiones o mutilaciones infamantes o degradantes, previas o posteriores a la privación de la vida o actos de necrofilia. Existan antecedentes o datos de cualquier tipo de violencia en el ámbito familiar, laboral o escolar, del sujeto activo en contra de la víctima. 

Haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza. Existan datos que establezcan que hubo amenazas relacionadas con el hecho delictuoso, acoso o lesiones del sujeto activo en contra de la víctima. La víctima haya sido incomunicada, cualquiera que sea el tiempo previo a la privación de la vida. 

El cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en un lugar público.” (Orland