Juárez

Aún no termina su batalla vs Covid-19

Empleada del Issste vivió un verdadero reto laboral y personal, al contraer el padecimiento

Cortesía / La mujer de 28 años

Alejandro Vargas
El Diario de Juárez

miércoles, 24 marzo 2021 | 06:00

Ciudad Juárez— Covid-19 es una enfermedad brutal en los casos graves, asegura Yuri Villa, trabajadora social en el hospital local del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste), quien desde marzo de 2020, cuando iniciaron los primeros casos, vivió un verdadero reto en su desarrollo laboral y personal, al contraer el padecimiento.

Al presentar síntomas evidentes: fatiga, fiebre, dolor de articulaciones y de espalda, la mujer de 28 años tuvo que someterse a una radiografía de tórax, para así descartar o corroborar el SARS-CoV-2 en sus pulmones.

“Cuando me ingresaron a la placa comencé a llorar”, narra la profesional con 8 años en el instituto, que tuvo la fortuna de que el coronavirus no se le extendió en demasía, por lo que pudo atravesar tal dolencia aislada en su domicilio.

Ya sanada y aún comprometida con su función, refiere que no todas las personas han tenido suerte, puesto que, como ha visto sanaciones, también ha atestiguado las muertes de gente en etapas avanzadas.

En entrevista recuerda el caso de un joven que rondaba los 25 o 30 años, mismo que sufría de una discapacidad neurológica que requería de apoyo adicional para poder ser sometido a intubación y que falleció.

‘Ya no cabían en el hospital’

Su papá –que tuvo contacto directo con él– enfermó días después e ingresó al sanatorio con complicaciones respiratorias y pensando que su hijo seguía internado. Igual, aquel hombre perdió la vida. 

“Entre nosotros como personal claro que lamentamos los fallecimientos, y entre nosotros compartimos esa triste anécdota y pensamos que aquel señor se toparía con su hijo en la otra vida”, puntualiza Villa.

Externa que todo el engranaje del nosocomio da lo mejor de sí para poder ayudar a los ciudadanos, a quienes exhorta a que no bajen la guardia y mantengan siempre la sana distancia, higiene y cubrebocas.De tal forma, asegura, se logrará evitar que exista un rebrote, puesto que rememoró que en los pasados meses de octubre y noviembre de 2020 “hubo un momento en el que ya no había espacios en el hospital”.

“A las personas les pido que si llegan a presentar algún síntoma busquen ayuda profesional”, manifiesta, ya que en su experiencia, quienes dejan que avance esta patología tienen aún más riesgos de complicarse.

De acuerdo con los datos de Salud, Juárez suma 29 mil 561 positivos, de los cuales 2 mil 796 personas han muerto a poco más de un año de presentarse las primeros casos en este municipio fronterizo.