Atienden a alumnos y maestros tras suicidio

Desconcierta hecho a profesora de la niña

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez
miércoles, 13 febrero 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— Sentada en su escritorio, la maestra Nohemí Mesta observa los rostros de sus alumnas y alumnos. Inevitablemente, su mirada se clava en el mesabanco color gris que ocupó la niña Ana Rosa García hasta el pasado viernes 8 de febrero, cuando asistió por última vez a su salón de clase y luego se quitó la vida.

Su desempeño escolar era muy bueno. Su mamá la apoyaba mucho, siempre estaba presente en sus actividades y la niña era muy activa en la escuela, recordó la maestra aún afectada por la muerte de su alumna.

“Ana Rosa era muy contenta, muy alegre, era muy inteligente. No presentaba indicios de una conducta suicida”, agregó.


Regresar a la ‘normalidad’

El grupo de sexto grado de la Escuela Primaria Estatal “Nuevo México” acudió la mañana del lunes a la funeraria Del Carmen donde se despidieron de su compañera. 

Los servicios iniciaron hasta el lunes debido a que el Servicio Médico Forense entregó el cuerpo hasta el domingo. El retraso fue originado por el elevado número de cadáveres que ingresaron a las sala de necropsias tras un fin de semana violento, informó personal de la funeraria.

Ayer, las niñas y niños trataron de reanudar sus actividades escolares en medio de la tristeza al recordar que Ana Rosa era velada por sus seres queridos en una funeraria cercana. 

En el salón de clases de quinto año los agentes y psicólogos interactuaron con los menores que expusieron sus prioridades en la vida.

“Los niños deben de ser felices siempre”, resumió un alumno de quinto año ante el sicólogo de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que brindó el primer taller.


Atender los focos rojos

El suicidio de Ana Rosa de 12 años, estudiante de la Escuela Primaria Estatal Nuevo México, edificada entre cerros al poniente de la ciudad, es un foco rojo que debe ser atendido de manera integral, expuso ayer Roberto Durán Zavala, director del plantel.

Este hecho violento, el primero registrado en el actual ciclo escolar, movilizó a los integrantes de las mesas de Prevención del Programa Nacional de Convivencia Escolar (PNCE), por lo que ayer acudieron policías y psicólogos para atender a los estudiantes.

Las Mesas de Prevención nacieron como un instrumento de intervención escolar y familiar desde una perspectiva integral para el trabajo en escuelas del nivel básico, preponderando la atención en adicciones, violencia familiar, deserción escolar, acoso, farmacodependencia, ciberacoso y demás situaciones que se presentan en las escuelas.

En el primer día acudió el personal de la Dirección de Prevención Social de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) que ofreció charlas sobre el duelo, la muerte y el manejo de emociones a los niños.

Este miércoles las y los alumnos realizarán actividades deportivas con su maestro de educación física. Para el jueves 14, la asociación civil Ave Fénix brindará pláticas sobre sanación y prevención.

El viernes 15 de febrero, una semana después de la muerte de Ana Rosa, concluye el ciclo de pláticas con el personal de la Policía Federal y de la Fiscalía General del Estado, que impartirán temas de seguridad.

“Van a venir a trabajar principalmente con los grupos de 5to. y 6to. grado, en atención a los acontecimientos y como medida de prevención”, dijo Durán Zavala.

La muerte de la alumna impactó a todos, explicó el profesor.

“Impacta porque indiscutiblemente no estamos preparados para un evento de esta naturaleza; afortunadamente hay comunicación entre los maestros y padres de familia. Considero que debemos atender esos focos rojos que se están presentando no sólo en nuestra escuela sino en toda la ciudad”, agregó.

Dijo que de acuerdo a los datos de los profesores que atienden a los casi 200 estudiantes, divididos en nueve grupos, al menos dos niñas o niños han sufrido algún tipo de violencia. Frente al plantel se han registrado asesinatos y el sector está ubicado en uno de los polígonos de pobreza de la ciudad.

“En muchos casos por la necesidad económica de las parejas, ambos padres deben trabajar y se mantienen ausentes de sus casas por largas jornadas, pero es una situación de la que tampoco son responsables ellos, sino la economía que enfrentan en sus hogares”, precisó.


Se ignora motivo de muerte

De momento el Ministerio Público aún no establece las causas que condujeron a la menor a privarse de la vida mediante la asfixia por ahorcamiento, dio a conocer Alejandro Ruvalcaba Valadez, vocero de la Fiscalía General del Estado.

Ana Rosa García Hernández fue localizada muerta el pasado 8 de febrero dentro de su vivienda ubicada en la colonia Nuevo México.

Ese viernes Ana Rosa había obtenido el segundo lugar en el examen del conocimiento y, junto a su compañero que obtuvo el primer lugar, sería premiada con un desayuno al que asistirían los estudiantes ganadores del concurso en la Zona Escolar, dijo la docente.

La alumna era muy competitiva y también había participado en el concurso de Escoltas interzona, agregó.

[email protected]