Juárez

Así ha sido el ‘calvario’ del padre Aristeo Baca

La acusación contra el párroco ha mantenido la expectación ciudadana desde hace dos años

El Diario de Juárez

Miguel Vargas
El Diario de Juárez

martes, 02 marzo 2021 | 17:37

Ciudad Juárez— Según notas periodísticas de El Diario la acusación contra el sacerdote Aristeo Trinidad Baca Baca cobró relevancia desde su aprehensión el 9 de febrero del 2019 y ha mantenido la atención hasta este día, en que se dictó la condena de 34 años, 5 meses y 10 días de prisión.

La cronología del caso se ha dado de la siguiente forma:

9 de febrero del 2019.- Agentes ministeriales ejecutan la orden de aprehensión contra Aristeo Baca afuera de la parroquia de Santa María de la Montaña, de la colonia Barranco Azul, cerca del Cereso 3.

14 de febrero de 2019.- Dentro de la causa penal 114/19 en contra del cura, por los presuntos delitos de violación y abuso sexual agravados en contra de una menor de edad, un juez local determinó vincular a proceso al imputado y dictó la medida cautelar de prisión preventiva.

24 de febrero de 2019.- En una audiencia de revisión de medidas cautelares la defensa del sacerdote consigue de un juez la medida de prisión preventiva domiciliaria, bajo el argumento de la edad del entonces imputado, de 75 años, y su condición de salud deteriorada.

Octubre del 2019.- Se determina el inicio de un juicio oral, luego de que el acusado negó someterse a un juicio abreviado y se sostuvo en su inocencia.

Desde entonces, por argumentos defensivos y la situación de pandemia, el juicio se había pospuesto, hasta iniciarse el 25 de enero del presente 2021.

22 de febrero del 2021.- Un Tribunal de Juicio Oral declara culpable a Aristeo Trinidad Baca Baca por los delitos de abuso sexual y violación en perjuicio de la víctima menor de edad, luego de varios días de alegatos donde se presentaron más de 30 testigos de la defensa y Ministerio Público de la Fiscalía de mujeres.

2 de marzo del 2021.- El padre es sentenciado a 34 años, 5 meses y 10 días de prisión, donde los jueces no modificaron la medida cautelar de prisión preventiva domiciliaria y la defensa del padre afirmó que apelará la sentencia.