Juárez

Asesinó a su madre adoptiva a martillazos

Juez penal determinará hoy si vincula o no a proceso a los dos acusados del feminicidio

Miguel Vargas/ El Diario

sábado, 27 junio 2020 | 06:00

La mujer que asesinó a su madrastra, dueña de un restaurante de comida china, sentía cierto rechazo por ser adoptada y vivió como una extraña a la cultura de su madre, de acuerdo con personal de la Fiscalía de Mujeres.

La relación entre Leticia Ch. S., la acusada por homicidio, y María Luisa Su de Chin, de 71 años, su madre adoptiva, tuvo un desenlace trágico.

Leticia nació en esta ciudad, donde trabajó en los negocios de su madrastra, según se conoció por las fuentes.

El pasado 8 de junio, la hija adoptiva de la empresaria restaurantera tomó un martillo y golpeó varias veces la cabeza de María Luisa, hasta provocarle la muerte dentro del restaurante Hong Kong, en la calle Perú, entre 16 de Septiembre e Ignacio de la Peña, donde vivían en la parte posterior.

Según datos que se ventilaron en la audiencia de formulación de imputación contra Leticia Ch. S. y su novio, Raúl V. V., un supuesto cocinero del negocio, ambos enredaron el cadáver en una cobija y se deshicieron de él, a cinco cuadras del lugar de del crimen.

La audiencia inicial fue celebrada la tarde-noche del pasado jueves en la Ciudad Judicial y continuaría hoy, donde el juez penal determinaría si vincula o no a proceso a los dos presuntos autores del feminicidio.

Raúl V. V. y Leticia Ch. S. quedaron presos después de escuchar los cargos en su contra.

La defensora pública Angélica Lizbeth Álvarez representó a la acusada, mientras que el abogado Marco Antonio Acosta Pineda defendió a Raúl V.V y alegó que él no cometió el homicidio; únicamente acepta que lo encubrió por temor a su novia.

La Fiscalía de la Mujer informó que el Ministerio Público tiene pruebas científicas del homicidio por razones de género que involucra a ambos y presentará cargos por igual.

La participación de Raúl V.V. en el crimen fue ayudar a su novia a envolver el cuerpo y dejarlo en las calles Coyoacán y Honduras de la colonia Hidalgo, según trascendió durante un receso de la audiencia inicial.

Los dos acusados trataron de ocultar el homicidio al asistir físicamente a interponer una denuncia por desaparición ante Fiscalía el 8 de junio, horas después de ultimarla.

Según la Fiscalía el reporte de ausencia de María Luisa se hizo por los ahora detenidos a las 15:00 horas, y más tarde, ese mismo día, el cadáver fue localizado a cinco cuadras del sitio en que fue asesinada.

En una entrevista posterior la pareja cayó en contradicciones. Para el martes pasado, 23 de junio, la Fiscalía solicitó una orden de aprehensión para la hijastra y su novio al tener evidencias científicas del homicidio.