Asesinatos de ruteros, sin relación entre sí: Fiscalía

Informa que posibles móviles son venta de droga, riñas y hasta robos

Staff/
El Diario de Juárez
lunes, 12 agosto 2019 | 06:00
|

La Fiscalía Zona Norte investiga varios casos de homicidios que involucran como víctimas a choferes de transporte público y de personal, en hechos recientes.

Jorge Nava López, fiscal de distrito, informó que los casos han tenido como móvil desde la venta de droga, riñas con los pasajeros y hasta robos con violencia, entre otros, no vinculados entre sí.

En el atentado más reciente contra un chofer de transporte, que provocó el homicidio de una menor de tres años de edad identificada como Kimberly, aún no se determina el móvil, dijo el funcionario.

Aclaró que varios allegados a la víctima declararon que el padre de la menor fallecida, identificado como Luis Ramón, es un persona que no tiene vínculos con bandas criminales.

Esa noche Luis Ramón no conducía su camión e iba a bordo de un Honda Civic cuando tripulantes de una camioneta Lincoln Navigator roja le realizaron varios disparos, uno de los cuales dio en la cabeza de su hija Kimberly, de 3 años de edad, que le acompañaba como copiloto.

El jueves 1 de agosto otro chofer de un camión de los conocidos como especiales fue asesinado a balazos por la madrugada.

El hecho violento sucedió afuera de una empresa maquiladora que se ubica en el cruce de las calles Magneto y del Did del Parque Industrial Juárez.

El occiso quedó en el asiento del conductor con varios impactos de bala en distintas partes del cuerpo y los agentes de la Fiscalía conocieron que hubo varios testigos del incidente.

El martes 6 de agosto, a las 10 de la noche, un chofer de transporte público fue asesinado de varias puñaladas en la cabeza, en las calles Artemio de la Vega y Miguel de la Madrid.

La víctima en este caso fue identificada como Manuel Alfredo Castruita Pérez, de 30 años y chofer de la ruta 1-A. Fue agredido dentro de su camión mientras esperaba pasaje de las maquiladoras cercanas a Electrolux, se informó.

Pero la racha que mantiene bajo ataque a los transportistas inició el pasado 6 de mayo cuando tres hombres fueron calcinados dentro de un camión de transporte poco antes de la medianoche en la colonia de El Sauzal, sobre las calles Juan Escutia y Ramón Aranda, según informes de la dependencia ministerial.

En ese caso se pensó que se trataba de un incendio ocasionado por una falla mecánica al camión, sin embargo, cuando los bomberos sofocaron las llamas y revisaron al interior encontraron los tres cuerpos apilados en uno de los asientos de pasajeros.

La Fiscalía confirmó un día después que entre los victimados iba el chofer del camión de transporte de personal, pero que las otras dos personas no estaban relacionadas con el dueño de la rutera, ni con la empresa maquiladora a la que prestaba el servicio.

Antes, el 27 de marzo, frente a un domicilio de la colonia Chihuahua, un operador de transporte público fue asesinado a balazos durante la tarde.

Adrián Román, de 36 años, fue agredido en las calles Juan Balderas e Islas Célebes, por un hombre armado que se le acercó y le disparó directo a la cabeza.