Juárez

Asesinan a abogado, esposo de jueza

Sicarios irrumpen en su casa en el fraccionamiento La Raza

Staff / El Diario de Juárez

Staff
El Diario de Juárez

viernes, 21 junio 2019 | 06:00

Ciudad Juárez— El abogado Rogelio Martínez, esposo de la jueza de Control del Distrito Judicial Bravos, Brisa Yadira Meraz Mendoza, fue ejecutado ayer dentro de su vivienda y frente a su hijo en el fraccionamiento La Raza, informaron las autoridades.

La muerte del profesionista ocurrió en una casa ubicada en la calle Revolución casi esquina con Del Ejido, cerca de las avenidas De la Raza y Plutarco Elías calles.

Hasta ese lugar llegaron policías municipales y de la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) después del llamado de alerta de residentes de sector habitacional quienes informaron que escucharon entre cuatro y cinco detonaciones de proyectil de arma de fuego. 

El reporte de la Policía señala que la víctima estaba descansando, cuando dos hombres armados irrumpieron en forma violenta en el inmueble solamente para privarlo de la vida.

La víctima fue identificada extraoficialmente como Rogelio Martínez, abogado penalista.

El vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE) Zona Norte, Alejandro Ruvalcaba, informó que el hombre recibió varios impactos de proyectil de arma de fuego.

Cuando recibió la noticia, la jueza se encontraba en la Ciudad Judicial, donde había terminado una audiencia en la séptima sala. Ella salió a responder una llamada y al recibir el aviso se retiró a toda prisa, se dio a conocer.

Hasta ayer, la Fiscalía General del Estado no había dado a conocer la identificación oficial de la víctima ni había reportado la detención de los asesinos y tampoco había dado a conocer el posible móvil de este crimen que cimbró el gremio de los abogados de la ciudad.

Esta profesión también ha sido afectada por la delincuencia, ya que en el mes de mayo del 2018 fue ejecutado junto con otra persona en el poblado de Samalayuca el abogado penalista Jorge Iván Leyva Loya.

En mayo de 2014, el abogado Salvador Urbina Quiroz, uno de los principales líderes de su gremio y colaborador de medios de comunicación, fue asesinado a balazos en su despacho en la calle Melquiades Alanís, en la colonia Partido Díaz. Junto con el litigante fue privado de la vida el también abogado César Cordero, quien también fungía como juez de Barandilla.