Juárez

Aprueba el Cabildo ‘mini’ juicios cívicos

Sistema prevé conmutar sanciones económicas con trabajo comunitario en faltas administrativas

Salvador Castro
El Diario de Juárez

sábado, 05 septiembre 2020 | 06:00

En sesión extraordinaria de Cabildo ayer por la tarde fue aprobado en términos generales por unanimidad el proyecto propuesto por el Ayuntamiento de Sistema de “Justicia Cívica”, que vendrá a derogar el reglamento de Bando de Policía y Buen Gobierno, con lo que se pondrán en marcha las salas de juicio oral en estaciones de Policía.

Este nuevo sistema entrará en vigor en un período de 180 días o seis meses después de su publicación en el Periódico Oficial del Estado y se puede perfeccionar, expresó el presidente municipal Armando Cabada Alvídrez.

Señaló que el sistema permitirá realizar juicios orales con la participación de un fiscal cívico, un acusador y el acusado que cometió una falta administrativa, y se habrá de emitir una sentencia objetiva e imparcial con base en las evidencias que presenten las partes. 

El sistema prevé que se conmute la sanción económica con trabajo comunitario.

El Municipio de Juárez será el primero en aplicarlo en el estado, mientras que a nivel nacional estará dentro de los primeros cinco.

Con anterioridad, el alcalde informó que las salas se instalarán en las principales estaciones de Policía y en Seguridad Vial y la inversión es de 30 millones de pesos.

Señaló que el proyecto se basa en el sistema de Justicia Cívica del Municipio de Escobedo, Nuevo León, donde ya está en marcha.

Explicó que con este nuevo sistema los detenidos por la Policía municipal podrán ahora defenderse en un “minijuicio” oral ante un juez cívico, pudiendo modificar su sanción e incluso anularla, antes de ser encarcelados. Los casos serán atendidos por los jueces Cívicos –actualmente de Barandilla–.

El sistema iniciará en Juárez en la estación Centro, Universidad y en el Centro de Rehabilitación Cívica Total (Cerecito).

Señaló que el proyecto se pondrá en marcha en colaboración con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), que brindará asistencia técnica especializada para fortalecer las capacidades institucionales del Municipio para desarrollar e implementar políticas públicas de prevención.

Por su parte, el Ayuntamiento de Juárez facilitará la asistencia técnica, así como la coordinación entre los diferentes actores que integran el sistema local de prevención, con el objetivo de adoptar estrategias y fortalecer programas de atención.

El secretario de Ayuntamiento, Maclovio Murillo, señaló que en este nuevo sistema se sancionará con el trabajo a favor de la comunidad a quien cometa una sanción administrativa siempre y cuando se reúnan los requisitos de que esta persona no es reincidente y no ha cometido una falta administrativa en los seis meses anteriores y no es una persona peligrosa.

Dijo que  se le puede conmutar la sanción económica por trabajo en la comunidad, precisamente para evitar lo que se le llama la puerta giratoria, que estén entrando y saliendo las personas cometiendo la misma o diversas faltas, ya que el propósito es hacer conciencia de que alguien ya fue sancionado con una determinada multa o arresto y la conmutación viene siendo como una especie de aliciente a invitarlo a que no reincida, pero si reinciden no se le va dar el trabajo a favor de la comunidad.

La sindica Leticia Ortega Máynez expresó que se intentan aprobar acuerdos sin el tiempo necesario para su análisis. 

Señaló que por la naturaleza del reglamento hubiera valido de pena implementar mesas de trabajo en las que la ciudadanía y organizaciones de derechos humanos aportaran y opinaran en torno al proyecto. 

“Desconozco cuál es la prisa por aprobar este punto. En la motivación del proyecto se menciona que este proyecto parte de la falta expedición de la Ley General de Justicia Cívica e Itinerante, no es poca cosa. Este tema abarca los instrumentos orientados a fomentar la cultura de la legalidad y dar solución de forma pronta, transparente y expedita a conflictos comunitarios en la convivencia diaria”, señaló.

La regidora Laura Yanelí Rodríguez expresó que era necesario socializar el proyecto, en especial invitar a la barra y colegio de abogados y otros sectores de la ciudad.

Por su parte, la regidora Luz Elena Esquivel resaltó las virtudes de este sistema, el cual –dijo– vendrá a contribuir a la convivencia ciudadana, respeto a los derechos humanos y además de que se incluye como sanción horas de trabajo comunitario.