Juárez

Apoya inmobiliaria construcción de aulas en escuela

Jardín de niños ahora cuenta con ocho espacios

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

sábado, 25 septiembre 2021 | 06:00

Tomada de internet

Ciudad Juárez— A ocho años de la creación del jardín de niños Cusárare, ubicado en el suroriente de la ciudad, este año su infraestructura pasó de tres salones de clases a ocho, como resultado del acuerdo entre constructoras inmobiliarias y autoridades educativas que estableció la creación de nuevos espacios escolares a la par de la expansión urbana. 

La inmobiliaria Ruba dotó al preescolar de cinco salones prefabricados, luego de la construcción del fraccionamiento Candra, localizado a unos kilómetros del plantel educativo, entre la avenida Troncoso y el bulevar Fundadores, a fin de brindarle a los nuevos habitantes los espacios suficientes para atender la demanda escolar. 

El proyecto surgió luego de que representantes de inmobiliarias, autoridades educativas y municipales pactaron tomar en cuenta la oferta educativa existente antes de la construcción de nuevos sectores residenciales, pues de lo contrario se corre el riesgo de no contar con la suficiente infraestructura escolar para atender a la población, explicó la Subsecretaría de Educación y Deporte. 

Este ciclo escolar el jardín de niños Cusárare incrementó su capacidad a más del 50 por ciento con la adición de cinco salones de clases, luego de haber trabajado por ocho años con tres aulas –una para cada grado–, que brindan el servicio a las y los niños del fraccionamiento UrbiVilla Bonita y zonas aledañas. 

Las nuevas aulas fueron trasladadas desde otro punto de la ciudad con la ayuda de maquinaria pesada, ya que se encontraban prefabricadas, y fueron instaladas en lo que anteriormente era el patio trasero del plantel educativo, detrás de los tres salones de clases con que inició su servicio el preescolar. 

Sin embargo, a pesar de la expansión del preescolar aún no se encuentra habilitado para el retorno de sus estudiantes a las clases presenciales que se registraron desde el pasado 30 de agosto, pues no cuenta con el servicio de agua potable desde el año pasado, por lo que estudiantes y docentes no pudieron volver a las aulas y continúan trabajando de manera virtual. 

Ante la presencia de las autoridades educativas, madres de familia aprovecharon para externar las diversas necesidades que presenta el plantel educativo, como la instalación de rejas en las puertas y ventanas de los nuevos salones, el piso de las tres aulas que ya existían y, sobre todo, la habilitación del servicio de agua, lo cual fue solicitado a la titular de la dependencia, Judith Soto. 

agomez@redaccion.diario.com.mx

close
search