Apenas libra la cárcel y ya se va a juzgar

Declaran ilegal arresto de Jesús Pérez-Gallardo; preside hoy dos audiencias

Blanca Elizabeth Carmona
El Diario de Juárez
jueves, 23 mayo 2019 | 09:17
Staff/El Diario de Juárez

Ciudad Juárez— El juez Jesús Pérez-Gallardo Alvarado, detenido en estado de ebriedad y presuntamente en posesión de un arma de fuego, obtuvo su libertad la noche del martes pasado tras declararse ilegal el arresto y ayer se presentó a trabajar.

Para hoy tiene programado presidir dos juicios orales.

Dora Villalobos, vocera del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, dijo que no tenía información disponible del caso y oficialmente desconocen el asunto, aunque se trata del ente revisor del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del Estado de Chihuahua y por tanto de los jueces. 

El lunes pasado la portavoz del TSJ, Rosalba Salcido, confirmó la detención e indicó que la Fiscalía General de la República (FGR) ya les había solicitado información sobre cuál es el cargo que desempeñaba Pérez-Gallardo, además se dio a conocer que sólo se iba a analizar una posible inhabilitación del juzgador si era vinculado a proceso penal.

En la carpeta de investigación número 1040/2019 se documentó que Pérez-Gallardo conducía en primer grado de ebriedad. Datos extraoficiales indican que el Consejo de la Judicatura analiza si abrirá o no un procedimiento administrativo dado que, de acuerdo con la Ley Orgánica, la rectitud es una de las características que debe distinguir a los jueces. 

Pérez-Gallardo Alvarado fue detenido aproximadamente a las 03:30 horas del domingo pasado en la avenida Tecnológico y Simona Barba por agentes de la Dirección General de Tránsito Municipal (DGTM).

Al ser sometido a un examen médico se determinó que presentaba primer grado de intoxicación alcohólica, de acuerdo con datos dados a conocer por un agente del Ministerio Público (MP) de la Federación en una audiencia realizada el martes pasado en el Centro de Justicia Penal Federal y presidido por el juez de Distrito José Salvador Rodríguez Mendoza. 

Al parecer Pérez-Gallardo portaba un arma de fuego calibre 9 milímetros fajada a la cintura, según documentaron los agentes de la DGTM que lo remitieron a la Fiscalía General de la República a disposición del MP de la Federación, quien lo consignó al juez de Distrito por el delito de portación de arma de fuego. 

El defensor, Marco Gloria Ruvalcaba, señaló al juez de Distrito que los elementos de la DGTM detuvieron a su representado porque discutía con su pareja  y argumentó que los vidrios del vehículo están polarizados y era imposible que los agentes tuvieran visibilidad.

Refirió que tras detener a Pérez-Gallardo los agentes de Tránsito prácticamente se olvidaron de la mujer o la posible agresión y sometieron al resolutor del fuero común a un acto de molestia, como fue el examen médico para medir el grado de ebriedad y la revisión física.

Aunado a lo anterior, Jesús Pérez-Gallardo rindió declaración ante su homólogo del fuero federal y afirmó que el arma de fuego fue sembrada y que él la tuvo a la vista hasta que se encontraba recluido en las instalaciones de la FGR. 

El juez de Distrito admitió los argumentos de la defensa y declaró ilegal el arresto. 

Abogados penalistas señalaron que esta es la primera detención que se considera ilegal desde que se puso en funcionamiento el Centro de Justicia Penal Federal de Ciudad Juárez. 

Pérez-Gallardo se desempeñó durante más de nueve años, desde el 2010, como agente del MP en Ahumada, Chihuahua; es abogado y tiene una maestría en Derecho Penal. Fue electo juez entre más de 500 postulantes después de lo que fue considerado un exhaustivo proceso de selección.


[email protected]