PUBLICIDAD

Juárez

Ante juez federal, irán los reclusos recapturados

Corresponde a la FGR acusarlos formalmente por participar en la fuga masiva y amotinamiento, dice Fiscalía

Staff / El Diario de Juárez

miércoles, 11 enero 2023 | 06:00

Staff / El Diario de Juárez

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.— Corresponderá a la Fiscalía General de la República (FGR) acusar formalmente a los reos que participaron en la fuga masiva y amotinamiento dentro del Centro de Reinserción Social (Cereso) número 3, informó ayer la Fiscalía General del Estado (FGE). 

La carpeta de investigación que realiza el Ministerio Público Federal es paralela a la que integra la presentación social por delitos como homicidio calificado, homicidio calificado en grado de tentativa, secuestro agravado, daños, lesiones y otros que se deberán investigar e integrar en una carpeta de investigación. 

PUBLICIDAD

El Código Penal Federal contempla sanciones de 3 a 5 años de prisión “al reo que se fugue estando bajo alguna de las sanciones privativas de libertad”. También contempla las sanciones contra las autoridades del penal donde ocurra una fuga.

El archivo periodístico refiere que en el evento del 11 de agosto, la FGE acusó solo a seis custodios del penal, sin fincar responsabilidades contra el director mismo que renunció a la semana del llamado “jueves negro”. 

 En este caso, la FGR también indaga delincuencia organizada, tráfico de armas y drogas, incluso lavado de dinero, al ser asegurados teléfonos celulares, 1.7 millones de pesos, armas largas y diversas cantidades de estupefacientes, dentro de las celdas. 

En el ataque al Cereso 3, ocurrido el pasado 1 de enero, el saldo fatal fue de 17 personas asesinadas, 13 lesionados, 30 evadidos, de los cuales solo cuatro se conoce su paradero, según informó la Fiscalía estatal. 

Luego de la fuga del líder de los “Mexicles”, las actuaciones de los agentes investigadores muestran el estado de fuerza de este grupo delictivo, al incautarles decenas de autos, incluso blindados, con y sin reporte de robo, además de una enorme cantidad de armas de fuego. 

Ayer, mientras el Cereso aún es motivo de revisiones en busca de armas, dinero y droga oculta, la familia de Ernesto Alfredo Piñón De la Cruz, solicitaba la preparación de su cadáver para supuestamente trasladarlo a otra ciudad. 

El embalsamamiento motivó una fuerte presencia militar, para prevenir el robo del cadáver. 

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search