PUBLICIDAD

Juárez

Ante impunidad, Justicia Cívica

Se busca que el transgresor recapacite sobre aquello que hizo mal, y lo enmiende: abogado

Luz del Carmen Sosa
El Diario de Juárez

domingo, 04 septiembre 2022 | 12:29

Cortesía

PUBLICIDAD

Ciudad Juárez.- En una ciudad con altos índices de impunidad en materia de seguridad, las autoridades municipales le apuestan a la justicia cívica para promover la cultura de la legalidad y la paz, con las que pretenden mejorar la convivencia social y, mediante este cambio legal, ‘rescatar’ al ciudadano infractor.

Considerada la justicia cívica como un conjunto de procedimientos e instrumentos de Buen Gobierno orientados a fomentar la cultura de la legalidad y a dar solución de forma pronta, transparente y expedita a conflictos comunitarios en la convivencia cotidiana en una sociedad democrática, Juárez cuenta con la infraestructura en el ámbito municipal para echar a andar este concepto, que no ha sido del todo socializado.

PUBLICIDAD

Han transcurrido dieciocho meses de que en Juárez entró en vigor el nuevo reglamento de Justicia Cívica, Policía y Buen Gobierno y uno de los máximos logros obtenidos hasta ahora, ya que hubo atraso en su implementación debido al cambio de administración municipal, es la conmutación de sanciones económicas o de cárcel por el servicio comunitario a 150 infractores.

La nueva reglamentación observa una mayor perspectiva de género y, algo cuestionable, es que es más punitiva contra el menor de edad, pues a partir de los 14 años valida el arresto.

Lo que se busca, dice Abdiel Enrique Martínez Medrano, coordinador del Sistema de Justicia Cívica Municipal, es que el ciudadano tenga la oportunidad de recapacitar sobre aquello que hizo mal y lo enmiende.

Para el abogado, los cambios son buenos.

“Anteriormente utilizábamos lo que era la Oficialía Jurídica y Barandilla, el juez de Barandilla se abocaba única y exclusivamente a sancionar, ya sea con arresto o el pago de una multa”, dijo. Actualmente el Sistema de Justicia Cívica Municipal se integra de un juez cívico, la parte acusadora que es el fiscal cívico –que representa los intereses de la ciudadanía–, así como el defensor cívico, que vela por los derechos de las personas detenidas por la probable comisión de una falta administrativa, explicó.

Las conductas y consecuencias por trasgredir este reglamento están contempladas en el título cuarto, capítulo uno, que contiene el catálogo de faltas administrativas.

A favor del bienestar colectivo

Sanciona a quienes atenten contra el bienestar colectivo, la seguridad de la comunidad, la propiedad general, la salud pública y la tranquilidad de las personas. En total son 34 infracciones las cuales pueden acumularse y alcanzar una multa máxima de cincuenta veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA) o de 36 horas de arresto.

El arresto puede conmutarse desde el momento de la detención por trabajo a favor de la comunidad que “consiste en la prestación de servicios no remunerados en la dependencia, institución, órgano, espacios públicos o cualquier otra, que para tal efecto se establezca en la resolución del juzgado cívico correspondiente”.

Esto con la finalidad de lograr que “el infractor resarza la afectación ocasionada por la infracción cometida y reflexione sobre su conducta antisocial y, en su caso, se logre su reinserción familiar y cívica”, cita el reglamento.

¿La Justicia Cívica funciona en una ciudad como Juárez?

Sí, aseguró Martínez Medrano. Explicó que este es un sistema integral, ya que no sólo están los operadores como el juez, el fiscal y el abogado. Existe todo un equipo de profesionistas como psicólogos y trabajadores sociales que trabajan con el infractor para tratar de establecer qué genera su conducta.

Para Martínez Medrano una de las faltas administrativas más recurrente es el consumo de drogas o bebidas alcohólicas en la vía pública. Esta conducta la atribuye a los problemas emocionales severos que enfrentan los usuarios a consecuencia de la violencia vivida en esta ciudad y que, independientemente del asunto del narcomenudeo o narcotráfico, se busca la atención del usuario con apoyo de otras organizaciones aliadas, con las que también el Gobierno municipal ha signado convenios para facilitar la atención a usuarios con problemas de adicciones.

“Se busca la manera de canalizarlo a la organización o la asociación con las que tenemos convenio, precisamente para que nos apoyemos en esa sanción que fue trabajo a la comunidad”, dijo.

Agregó que si se detecta a una persona que tenga que trabajar su ira, se canaliza a una de las instituciones donde brindan apoyo psicológico; si hay una persona que consume sustancias tóxicas en la vía pública se le da atención en el hospital urbano que está a cargo de la Dirección de Salud del Municipio.

El servidor público refirió que de las 150 a 200 personas que han conmutado la cárcel por el servicio comunitario, un 30 a 40 por ciento son reincidentes. Esto se debe a que son personas en condición de calle, muchas de ellas con trastornos mentales y que a falta de instituciones públicas que las atiendan, deambulan por la ciudad y en ocasiones se tornan agresivas.

Infracciones o delitos

Con poco más de 2 mil 700 elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), los agentes municipales se han focalizado en la detención de probables delincuentes.

El elevado número de delitos en la ciudad sólo en el mes de julio alcanzó 111 homicidios, 17 carjackings, 183 robos de autos sin violencia, 87 robos a negocios, 66 robos a viviendas y 81 violaciones denunciadas ante el Ministerio Público. Por ello el tiempo dedicado a la detención de infractores es menor por parte de la SSPM, dijo el coordinador del Sistema de Justicia Cívica Municipal.

Mencionó que se ha trabajado con los agentes para promover la importancia de detener también al infractor, ya que la función del policía municipal es la prevención del delito, aunque nunca con fines recaudatorios como ha ocurrido en administraciones donde no se apegan a los derechos humanos.

“Se sensibilizó al personal operativo, de Seguridad Pública y Seguridad Vial. Fue la manera en que se consiguió que confiaran, los agentes actualmente ya confían, ya creen en este sistema, precisamente con ese enfoque preventivo. Tanto el presidente municipal como el secretario de Seguridad Pública y el secretario del Ayuntamiento le están apostando a la prevención del delito”, dijo el entrevistado.

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search