Juárez

Analizan ir contra ebrios

Tras el aumento de accidentes viales con fatalidades buscan implementar operativos de nuevo

El Diario

Araly Castañón
El Diario de Juárez

viernes, 25 septiembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Con nueve meses sin operativos antiebrios, la Coordinación General de Seguridad Vial analiza volver a implementarlos, debido a que en los últimos días aumentaron los accidentes graves en los que se han involucrado conductores en estado de ebriedad.

Por lo pronto a partir de este fin de semana se reforzará la supervisión de los agentes de Seguridad Vial en las calles de la ciudad para detectar guiadores con intoxicación etílica.

En cada patrulla viajarán médicos para en caso de detectar conductores infractores, se practicará la prueba de alcoholemia, se informó.

Tan sólo el pasado fin de semana la dependencia atendió 30 accidentes automovilísticos, de los cuales 20 fueron provocados por combinar el alcohol y el volante, también se registraron decesos por el mismo motivo.

“En los últimos días ocurrieron cuatro fallecimientos que tienen que ver con tres conductores que fueron también sorprendidos bajo los influjos del alcohol, todos ellos puestos a disposición del Ministerio Público”, aseguró el coordinador de Seguridad Vial, Sergio Almaraz Ortiz.

Expuso que debido a esta situación, el área de Análisis Técnica realiza un estudio de los accidentes que se han registrado por este motivo.

“Y así el presidente tenga los elementos de información necesarios para tomar las decisiones en relación a la implementación o no de estos operativos de revisión aleatoria”, mencionó.

Dijo que este año han ocurrido 722 accidentes causados por conductores en estado de ebriedad, de los cuales 300 fueron consignados ante el Ministerio Público por no haber podido reparar el daño o las lesiones causadas a las personas afectadas. 

Los restantes 422 fueron trasladados al Centro de Recuperación Cívica Total (Cerecito) para cumplir su sanción.

Aparte, mil 561 personas ingresaron al Cerecito por haber cometido faltas viales y al momento de la infracción los agentes los detectaron alcoholizados.

A éstos mil 561 se suman los 300 que fueron consignados ante el Ministerio Público, por lo que en este año suman mil 861 ebrios detenidos en las calles por agentes de Seguridad Vial.

“Esto implica un alto número de conductores bajo esta hipótesis y que representan en este año la generación de 57 fatalidades en accidentes viales”, mencionó el funcionario.

Durante el 2019 la Dirección General de Tránsito Municipal, ahora Coordinación General de Seguridad Vial, turnó al Cerecito a 6 mil 473 conductores en estado de ebriedad, de los cuales 5 mil 691 fueron hombres y 782 mujeres, dio a conocer la corporación.

Los retenes se cancelaron en el 2020

Los operativos se derogaron en enero de este año, luego de que la Dirección General de Tránsito Municipal se convirtió en la Coordinación de Seguridad Vial.

Los retenes se suspendieron, a la vez que la autoridad municipal hizo a los conductores un llamado a la responsabilidad y el alcalde, Armando Cabada se pronunció públicamente para pasar de la desconfianza al principio de la confianza, aseguró Almaraz.

Sin embargo, ante los últimos acontecimientos en los que se han visto involucrados conductores alcoholizados, es que se analizará volver a ponerlos en marcha.

“Bajo estos elementos habremos de tener la reunión con el alcalde para definir esta política pública de tratamiento hacia los conductores ebrios, que oscila casi en los 2 mil conductores ebrios que a lo largo de este año han sido puestos a disposición de una autoridad cívica o de investigación”, indicó.

El coordinador de Seguridad Vial dijo que en general la edad promedio de los guiadores que han sido sorprendidos en estado de intoxicación etílica, oscila entre los 40 y 45 años.

Además la prevalencia para la incidencia es los fines de semana en los turnos nocturnos.

Una vez detenidos, los conductores cumplen una sanción de arresto por 24 horas y un curso de sensibilización que tiene una duración de aproximadamente cuatro horas.

El taller es impartido por personal de los Centros de Atención Primaria en Adicciones (CAPA), asociaciones de alcohólicos, y médicos que establecen las consecuencias físicas del consumo del alcohol.

“En representaciones multimedia se les comparten testimonios reales de personas que han cometido homicidio imprudencial bajo el estado de ebriedad, han ocasionado accidentes en los cuales han perdido la vida terceras personas, e incluso se tienen testimonios de familias que han perdido a un ser querido a manos de un conductor ebrio”, mencionó Almaraz.

Dijo que con la pandemia los médicos que aplican los exámenes para medir el grado de alcohol siguen protocolos de Salud, ya que tienen contacto físico y con el aliento del infractor.

Mientras que en las instalaciones del Cerecito se redujo la capacidad de 200 a no más de 50 personas en el interior del centro por noche.

“Debe de existir antes que el temor a la autoridad por parte de la comunidad, un principio de responsabilidad por el autocuidado por parte de cada conductor, antes que ese temor como personas en un proceso de formación de decir, ahí está la Policía debes tener cuidado o tenle miedo, no debe la persona jugarse un volado sobre su vida o integridad física o patrimonio cuando ha bebido alcohol”, anotó el funcionario.

acastanon@redaccion.diario.com.mx