Juárez

Analizan convertir albergue en ‘filtro’

Buscan prevenir contagios de Covid entre migrantes

Omar Morales / El Diario de Juárez

Hérika Martínez Prado
El Diario de Juárez

martes, 29 diciembre 2020 | 06:00

Ciudad Juárez— Ante el aumento en el flujo de migrantes que se espera tras el cambio de presidente de Estados Unidos, el albergue El Buen Samaritano podría convertirse en un albergue filtro, donde los viajeros puedan alojarse sin representar un riesgo para el resto de los refugios, informó su director, Juan Fierro.

Actualmente el albergue ubicado al poniente de Ciudad Juárez, de la iglesia metodista de México, aloja a 56 migrantes de Cuba, Venezuela, Nicaragua, Guatemala, El Salvador, Brasil y Honduras, quienes han permanecido ahí desde hace entre cinco y 20 meses, informó.

Aunque el refugio fue creado para recibir hombres mexicanos deportados de Estados Unidos, y hasta 2018 tenía una capacidad para 60 personas, durante el éxodo hacia Estados se convirtió en parte de la Red de Albergues y llegó a recibir a más de 300 migrantes a la vez. Y suma más de mil 700 personas recibidas, estimó Fierro. 

Apoyado por organizaciones de El Paso como Abara y Sigamos Adelante, por el Comité Internacional de Rescate y por el Consejo Estatal de Población y Atención a Migrantes (Coespo), durante la pandemia por el nuevo coronavirus (Covid-19), el refugio aisló a sus migrantes y ha recibido a más personas, pero únicamente cuando le son canalizadas por el albergue filtro Espíritu Santo o por el hotel filtro para migrantes, con el fin de evitar la propagación del virus entre su población.

Pero ante el posible aumento de personas migrantes en la ciudad, su pastor ya analiza convertir el espacio en un segundo albergue filtro en Ciudad Juárez.

Aunque ya se está registrando un mayor en el flujo, se espera que incremente considerablemente la movilización luego de que el próximo 20 de enero Donald Trump deje la Presidencia de Estados Unidos y tome posesión el demócrata Joe Biden, quien ha asegurado que terminará con el programa “Permanecer en México” de los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, por sus siglas en inglés), a través del cual más de 69 mil extranjeros han sido enviados a las fronteras mexicanas a esperar su proceso de asilo político en Estados Unidos.

El Buen Samaritano es operado por cuatro voluntarios religiosos, además de un migrante cubano quien se encarga de la seguridad en el lugar mientras espera lograr el llamado “sueño americano”.

El pastor cree que Juárez volverá a tener lista de espera para que los migrantes crucen a Estados Unidos a solicitar el asilo político, como ocurrió con el éxodo que comenzó en octubre de 2018. Y mientras llega su fecha deberán ser alojados en un espacio adecuado, externó.

hmartinez@redaccion.diario.com.mx