Analiza Municipio propuesta de hospicio para terminales

Se sumaría al complejo de Santa María; realizan correcciones a proyecto ejecutivo

Verónica Domínguez/
El Diario
domingo, 03 febrero 2019 | 06:00

La propuesta de construcción del hospicio para enfermos terminales que hizo el padre Aristeo Baca en el complejo Santa María se encuentra en la Alcaldía para que la Dirección de Obras Públicas revise el proyecto ejecutivo. 

El padre Aristeo Baca, comentó que hace tres semanas acudió el gobernador Javier Corral y el presidente Armando Cabada, a las instalaciones en donde se construirá el hospital y le confirmaron su apoyo para el proyecto.

El proyecto del hospicio fue presentado en la primer semana de octubre del año pasado, en el asilo Santa María, al que acudieron el alcalde y el gobernador del Estado de Chihuahua.

El sacerdote Aristeo Baca comentó que la obra se realizaría en un terreno cerca del asilo y el costo será aproximadamente de 50 millones de pesos.

“Una vez que se apruebe el proyecto ejecutivo hablaremos con el gobernador para que nos dé una ayudada”, platico el sacerdote.

El sacerdote dijo que aún están esperando las correcciones de Obras Públicas para que las corrija el arquitecto que lleva el proyecto.

Mencionó que habló con Corral Jurado y aceptó apoyarlo con la mitad del monto de los gastos para la construcción.

El padre dijo que contará con el permiso gratuito para el hospital de enfermos terminales por parte del alcalde de Ciudad Juárez.

La extensión del terreno es de 5 mil metros, de los cuales se emplearán para la construcción 2 mil 400, y el resto será para el estacionamiento y la jardinería, informó Aristeo Baca. 

Agregó que el lugar de cuidados paliativos tendrá una capacidad para 25 personas y se llevará en varias etapas, según se vayan adquiriendo los recursos económicos.

“El servicio no es muy solicitado por los que estén en etapa terminal, pero cuando lleguen a esa institución morirán dignamente rodeados de su propia  familia, con todos los auxilios espirituales y morales en un ambiente con un escenario de jardines y comodidades para esperar lo inevitable, el encuentro con Dios”, expuso Aristeo Baca.


[email protected]