PUBLICIDAD

Juárez

Alistan posada para menores de bajos recursos

Comedor comunitario invita a la comunidad para que se sume a la colecta de juguetes

Sol Gallegos / El Diario de Juárez

lunes, 07 noviembre 2022 | 13:12

Gabriel Cardona / El Diario de Juárez | Menores aguardan por la comida del día

PUBLICIDAD

El comedor comunitario “Una pancita más, sin hambre”, que se ubica al suroriente de la ciudad, recibe a niños y niñas junto con sus familias, quienes enfrentan diversas carencias, entre éstas, bajos recursos, lo que para la mayoría es motivo para no recibir un obsequio durante las fiestas decembrinas.

Ante esta situación, Arturo Navarrete, quien es el fundador del comedor comunitario, invitó a la comunidad para que se sumen a la colecta de juguetes que serán entregados el próximo 24 de diciembre en las instalaciones del inmueble, en el que diariamente brindan alimentos a estos menores.

PUBLICIDAD

“Se les va a hacer su posada, se les entrega su pedazo de pastel, comida, ya sea pizza o tamales, o lo que se haga este año, y se les entrega su juguete”, dijo sobre las actividades que se hacen durante la posada del 24 de diciembre.

Navarrete explicó que la meta que quieren lograr es de 350 juguetes nuevos o en buen estado que no sean bélicos, mismos que pueden ser entregados en las instalaciones del comedor que se ubica en la calle Felipe Ángeles y Durazno 523 de la colonia Manuel Valdés.

Señaló que estarán recibiendo los donativos a partir de hoy, en un horario de lunes a viernes de 9:30 de la mañana a 8:00 de la noche, o también pueden enviar un mensaje al Facebook “Una pancita más, sin hambre”, para realizar la entrega en algún punto cercano al comedor.

Durante 10 años el comedor comunitario ha llevado a cabo una posada durante la Navidad en la que entregan alimentos, pastel y dulces a los menores, así como juguetes que son donados por las personas de buen corazón.

El fundador del comedor comunitario señaló que estos menores enfrentan muchas carencias, y además, están expuestos a malos hábitos a causa de la desintegración familiar y las sustancias tóxicas.

“La primera necesidad no es el alimento sino salir de la ignorancia de los malos hábitos que tienen los muchachos o de los círculos viciosos, desgraciadamente porque están con familias desintegradas o disfuncionales y los chicos toman el camino que les ofrecen, que es el más fácil y terminan mal”, expresó Navarrete.

Dijo que uno de los objetivos del comedor comunitario, además de brindar alimento a los infantes, es apoyar a los jóvenes a que continúen con sus estudios a través de patrocinios, y con ello sean ciudadanos de bien con un plan de vida positivo. 

Para mayor información sobre la colecta de juguetes puede comunicarse al (656) 609-2632.

Reciben donativos en:

*Calle Felipe Ángeles y Durazno No. 523, colonia Manuel Valdés

*De lunes a viernes de 9:30 a.m. a 8:00 p.m.

* También pueden enviar un mensaje por Facebook a ‘Una pancita más, sin hambre’

PUBLICIDAD

ENLACES PATROCINADOS

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

close
search