Juárez

Alertan de daños a la vista por celulares y tablets

Ante clases virtuales por pandemia, aumentan problemas oculares en niños

Archivo/ El Diario

Alejandra Gómez
El Diario de Juárez

sábado, 29 mayo 2021 | 15:40

Ciudad Juárez.- El traslado de las clases presenciales a las virtuales como consecuencia de la pandemia provocada por el Covid-19 ha expuesto de forma prolongada a estudiantes de todos los niveles educativos ante los dispositivos electrónicos, por lo que la fundación “Ver bien para aprender mejor” alertó sobre el incremento de problemas oculares.

El síndrome visual informativo consiste en una afección temporal causada por enfocar los ojos en una pantalla –de celulares, tabletas, computadoras y televisores– durante períodos ininterrumpidos de tiempo, lo cual ha afectado durante esta temporada principalmente a niñas, niños y adolescentes, informó la fundación.

El que una persona, sobre todo menor de edad o en etapa de desarrollo, pase más de tres horas diarias frente a las pantallas de dispositivos electrónicos puede generarle daños oculares y el problema se agrava si los utilizan en un espacio poco iluminado o en la oscuridad, porque con el paso del tiempo genera infecciones o fatiga visual, debido al fuerte impacto de la luz azul de los aparatos.

Durante una conferencia dirigida ayer al personal del Departamento de Diagnóstico para Alumnos de Educación Básica de Juárez y Chihuahua, de los Servicios Educativos del Estado de Chihuahua, que se encargan de dotar de lentes a estudiantes de escuelas públicas primarias y secundarias, se dio a conocer que ha incrementado este tipo de padecimientos, informó la Secretaría de Educación y Deporte.

En la conferencia virtual “La visión en tiempos de Covid, a través de los mitos”, las especialistas Nina Cortés Ángel y Grisel Uriarte Álvarez, representantes de la fundación, señalaron que los principales síntomas son la sensación de fatiga, ardor o picazón en ojos, visión doble o borrosa, dificultad para enfocar, dolor de cabeza, dolor de cuello y hombros, así como trastornos del sueño.

Las recomendaciones para disminuir o evitar los riesgos del síndrome visual informativo consisten en aplicar medidas preventivas como reducir el tiempo de uso de los dispositivos, adecuar la distancia entre

los ojos y las pantallas –entre 60 y 100 centímetros o más–, utilizar implementos de alta definición y poner un contraste apropiado de colores y brillo.

Además de usar caracteres de color negro sobre fondo blanco, que la mirada se posicione de preferencia de entre 15 a 20 grados hacia abajo, mejorar la iluminación ambiental, emplear filtros antirreflejo, tomar descansos de la vista durante cinco minutos por cada hora de exposición a pantallas y acudir a revisiones periódicas con el especialista.